A Francia con sabor agridulce

_2RS9376

Un triunfo muy caro. La Selección española sacó el billete para la Eurocopa de Francia pero tuvo que pagar el peaje de las lesiones de David Silva y de Álvaro Morata debido a la dureza empleada por los futbolistas de Luxemburgo. Sobre todo la del delantero de la Juventus, con el peroné afectado.

Es lo que tiene jugar contra un rival de menor entidad, que en ocasiones defiende tan al límite de la legalidad que terminan haciendo daño. Hasta el tanto de Santi Cazorla al borde del descanso, la Selección fue superior sin plasmarlo sobre el terreno de juego. Le faltó profundidad en el juego y abusó de circular el balón por la zona central de ataque hasta convertirlo en un embudo. El paso de los minutos envalentonó a Luxemburgo, ya muy replegada al borde del área.

Aún así creó varias ocasiones. El propio Cazorla estrelló un balón en el larguero y Morata, antes de ser sustituido, pudo hacer un par de goles. Sus disparos no encontraron puerta.

En la segunda parte, España mantuvo el ritmo cansino pero gozó de mejor puntería. Alcácer acertó a finalizar un pase bien filtrado de Cesc y después marcó a puerta vacía una acción de tesón de Jordi Alba. El billete ya estaba sellado y en plena borrachera de juego ofensivo llegó el cuarto de las botas de Cazorla.

Por España jugaron:
Casillas, Juanfran, Piqué, Bartra, Alba, Busquets, Cazorla, Cesc, Pedro (Nolito), Morata (Alcácer) y Silva (Mata).

Goles
1-0, m. 41: Cazorla.
2-0, m. 66: Alcácer.
3-0, m. 78: Alcácer.
4-0, m. 84: Cazorla.

Julian Avila

Foto © Carmelo Rubio


gracias: laenergiadelaroja