Ansu Fati, la prometedora alternativa de la Roja y la esperanza del Barcelona

Ansu Fati se metió en la historia de la selección española de fútbol con un gol de bandera -y de récord- ante Ucrania, aunque su actuación en el encuentro disputado en Valdebebas dejó mucho más que el tanto. Su descaro fue tal que el propio Luis Enrique mostró su sorpresa tras el partido: “No es normal ese desparpajo con esa edad”.

El atacante del FC Barcelona no falló a la hora de devolver la confianza del seleccionador: a los tres minutos provocó el penalti del 1-0 y, además de su gol, dejó un repertorio de internadas y remates con los que estuvo a punto de aumentar su cuenta.

Hace un año Ansu Fati aún esperaba la documentación legal que le permitiera ser convocado por la selección y apuntaba a ser una de las estrellas del combinado nacional en el Mundial Sub-17 de Brasil. No obstante, se quedó fuera de la convocatoria porque en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas le veían capacitado para dar un salto mayor.

Prueba de ello es que Luis de la Fuente le llamó poco después para que se uniera a la Sub-21, una categoría que ya se le ha quedado pequeña, como el propio atacante se encargó de dejar claro ante los de Shevchenko en el estadio Alfredo Di Stéfano.

Luis Enrique le tendió la mano de la absoluta tras el parón, una apuesta que para muchos fue arriesgada, ya que su protagonismo en el Barcelona ha sido escaso durante la extraña temporada 2020 y pasó a ser mínimo después del confinamiento: tras el regreso de las competiciones de clubes apenas ha jugado 360 minutos y no ha contado con oportunidades en los momentos clave, pues casi la mitad de sus minutos se dieron en los dos últimos encuentros, cuando el título liguero ya llevaba el nombre del Real Madrid.

Es de esperar que las apariciones de Ansu Fati con la Roja continúen en el futuro, pues Luis Enrique ya avisó antes del parón que lo considera como una opción más que válida de cara a la Euro 2020, finalmente aplazada a 2021. También se espera que en los próximos meses aumente su peso en el Barça y no solo porque su potencial ha despertado el interés de equipos de las principales ligas europeas.

Por el momento se ha alzado como una de las grandes bazas para la renovación de la selección que tanto busca Luis Enrique, pero sobre todo apunta a ser la esperanza de un Barcelona que vive horas bajas y busca savia nueva para recomponer el equipo tras un 2020 para olvidar.