Category: copas

EFE

  • El exseleccionador también tuvo buenas palabras para el jugador del Barça.
  • ENCUESTA: ¿Debe Piqué dejar la selección española?

Vicente del Bosque

Vicente del Bosque, exseleccionador nacional de fútbol, ha mostrado este martes su apoyo a su sucesor en el cargo, Julen Lopetegui, y ha opinado que lo que él haga respecto a la situación de Gerard Piqué en la selección española “será lo mejor”.

Del Bosque ha impartido una conferencia en Vitoria organizada por la revista Dato Económico en la que se ha referido a las críticas recibidas por el jugador del Barcelona debido a su apoyo al referéndum celebrado en Cataluña el pasado domingo.

El exseleccionador nacional ha ensalzado la figura de Gerard Piqué, al que ha calificado como “un compañero excelente y un buen profesional” durante la etapa en la que él dirigió la selección española.

El técnico salmantino ha descartado de manera tajante la posibilidad de volver a entrenar y no ha querido entrar “en polémicas externas al fútbol que lo único que hacen es desunir”.

Del Bosque ha hecho un repaso a su trayectoria vital y deportiva, ha mencionado a Luis Molowny, en su día entrenador del Real Madrid, como una de sus referencias, y se ha definido como un “hombre extremadamente afortunado” que se convirtió en técnico porque los entrenadores que tuvo le inspiraron a serlo.

“Me gusta el fútbol y me gusta defenderlo”, ha indicado Del Bosque, quien ha reconocido que los ocho años al frente de la selección española le han aportado una “gran fortaleza emocional”.

Ha constatado que “para obtener éxito, tanto en el fútbol como en el mundo de la empresa, lo ideal e indispensable es tener y fomentar una buena relación en el vestuario o en el grupo de trabajo correspondiente”.

A sus 67 años, Del Bosque considera que una de las claves para ganar, como lo hizo él, un Mundial y dos Eurocopas es tener mano izquierda.

“Es bueno que parezca que mandan ellos (los futbolistas), pero que en realidad hagan lo que tú quieras“, ha comentado entre las risas de los presentes

(more…)

R. RIOJA

  • Los partidos ante Bélgica y Liechtenstein han apuntado mejoras interesantes.
  • Se ha visto a una España con más intensidad y con protagonismo de los jóvenes.
  • David Silva y Diego Costa parece que tendrán un papel protagonista con Lopetegui.

ESPAÑA - BÉLGICA

En la gran mayoría de ocasiones, después de un prolongado periodo de éxitos, viene una fase de acomodamiento. Los futbolistas se relajan, se empiezan a creer imbatibles y es entonces cuando llegan los batacazos.

Esto es lo que le pasó a España en los pasados cuatro años. Tras un ciclo impresionante en el que se ganaron dos Eurocopas y un Mundial, llegaron dos fracasos consecutivos en el Mundial de 2014 y la Eurocopa 2016 que dolieron más por la forma que por la derrota en sí. La Roja seguía teniendo unos mimbres fantásticos, pero el acomodamiento llegó.

La llegada de Lopetegui parece haber renovado la ilusión por el combinado nacional. Sí, dos partidos es demasiado poco para hacer un balance definitivo, pero las sensaciones han sido muy buenas, y no es nada sencillo ganar en el campo del equipo que ocupaba el puesto número 2 del ranking ni meter ocho goles a un rival, por muy débil que sea como es el caso de Liechtenstein.

Ha habido cambios y, de momento, todos parecen llevar a la buena dirección. Queda algo más de año y medio para que Lopetegui siga mejorando el equipo… mientras cierra la clasificación para el Mundial 2018, que no será nada sencillo con Italia, el verdugo de España en la pasada Eurocopa, en el camino.

Mayor intensidad: Posiblemente el gran defecto del final de la etapa de Vicente del Bosque era el acomodamiento, la escasez de ambición, pensar que los triunfos llegarían únicamente con el buen juego y la calidad de sus futbolistas. En estos dos partidos, se ha visto una España diferente, más agresiva, nada conformista, ambiciosa. Intensidad es una de las palabras clave.

La portería, definida: El relevo se ha producido definitivamente. No hay dudas sobre que De Gea es el portero titular y la confianza en él de Lopetegui, que ya lo conoce de las categorías inferiores de la selección, es plena. La era de Casillas se ha acabado definitivamente.

Plena confianza en Diego Costa: Lopetegui ha distribuido los minutos del ‘9’ entre Morata y Diego Costa, pero de lo que no cabe duda es de que uno de los objetivos del guipuzcoano es lograr la plena integración del delantero hispano-brasileño, que ofrece un perfil diferente. Ha dejado buenas sensaciones en ambos partidos y lleva dos goles en dos partidos, cuando antes solo había logrado uno en 11.

Protagonismo de David Silva: La relación entre David Silva y Vicente del Bosque nunca fue del todo buena. En el Mundial de 2010, fue el gran damnificado de la derrota ante Suiza y no volvió a jugar ni un minuto más, lo que provocó el distanciamiento. El salmantino nunca tuvo a Silva como un indiscutible, y el canario jugó mucho pero de manera intermitente. Con Lopetegui, el jugador del City parece haber ganado en confianza y se ve con galones para ser el líder de la ofensiva de ‘la Roja’.

Paso adelante de jóvenes: Lopetegui viene de las categorías inferiores y ello se nota en la confianza que tiene en muchos de los jugadores que pasaron por sus manos. Además de De Gea, el técnico vasco también le ha dado galones a Koke y Thiago, confía en Morata, Sergi Roberto y Carvajal, ha garantizado la presencia de Asensio con ‘la Roja’ (podía jugar también con Holanda) y también parece que contará con Isco. Savia nueva para la nueva Roja.

Continuidad en defensa… de momento. La línea que menos modificaciones ha tenido ha sido la defensa. El único cambio llega en el lateral derecho, donde Juanfran, titular en los últimos años para Del Bosque, ha sido relevado por Carvajal y Sergi Roberto, que parece que se alternarán en el puesto. Jordi Alba sigue siendo indiscutible, al igual que la pareja Ramos-Piqué en el centro de la zaga. Eso sí, la decisión de Laporte de jugar con España y no con Francia mete presión a ambos centrales y da, por fin, una alternativa de garantías en el puesto.

Y aún falta Iniesta: A buen seguro que Lopetegui tiene guardado un papel protagonista para Iniesta, posiblemente el mejor jugador español en la pasada Eurocopa. La buena noticia es que ha quedado claro que el de Fuentealbilla tiene relevo en caso de lesión (como ahora) o bajón en su rendimiento.

(more…)

Selección

Cualquier tiempo pasado —y reciente— no fue mejor. Y más pensando en la selección española. Tras el largo y exitoso reinado durante las etapas de Aragonés y Del Bosque —con dos Eurocopas y un Mundial—, España volvió al mundo terrenal en los dos últimos torneos de naciones más importantes: no superó la fase de grupos en el Mundial de Brasil en 2014 y fue eliminada en el primer cruce, los octavos, ante Francia en la Eurocopa de este mismo verano.

Del Bosque dejó el cargo tras ocho años para dar paso a una nueva era, la de Julen Lopetegui. A mediados de julio, el guipuzcoano, de 49 años y exentrenador del Oporto, tomó las riendas de una selección en proceso de descomposición para devolver la ilusión perdida en este último bienio, tanto por el grupo como por la afición.

Así, y como el fútbol “no vive del pasado”, según las palabras del nuevo seleccionador, ahora la Roja mira al futuro con optimismo y con algunas novedades respecto a la España de los últimos años. España inicia su andadura hacia el Mundial 2018 y antes, hoy, encara un amistoso que se suspendió por el riesgo de atentado en Bruselas. Será el estreno de Lopetegui en el amistoso ante Bélgica y el lunes el primer partido de clasificación mundialística, en León, ante Liechtenstein.

Jugar bien… y competir bien. En su presentación, el guipuzcoano aclaró que “el estilo no es cuestión de glamour”. España arrastra falta de competitividad desde hace tiempo en cuanto se le presentan complicaciones. Por ello, Lopetegui apuesta por “jugar bien” pero sin dejar de competir. “Jugar bien y competir bien están dentro del mismo concepto”. Para él, es básico tener el balón siempre que no sea por el mero hecho de ostentar mayor porcentaje de posesión, sino para hacer daño al rival.

Presión y más presión. El técnico apuesta por jugadores fundamentales para aportar en defensa y en la recuperación de balón. la presión es la base de su juego, así como generar amplitud en el campo para jugar por las bandas, para las que usará a Vitolo y Nolito. De momento, en los entrenamientos ha probado con un sistema 4-3-3, similar al empleado por Del Bosque en el que, para Lopetegui, la figura del ‘9’ tiene mucho trabajo, participando en el juego del equipo y no haciendo de islote. De momento, parece que Morata será su hombre.

La estrategia, clave. Lopetegui concibe la estrategia como un factor fundamental para decantar los partidos. Metódico, trabaja la estrategia con la pizarra para ensayar córners, faltas y estudiar la zaga rival.

Apuesta por nuevas caras. Si bien Lopetegui huye de la tan cacareada “revolución”, lo cierto es que en su primera convocatoria destacan nuevos rostros o viejos conocidos que hacía tiempo que no acudían con la Roja. Destaca el regreso del portero Pepe Reina, del defensa Javi Martínez y del delantero Diego Costa así como la incursión del meta del West Ham Adrián San Miguel, en un claro guiño del vasco a los jugadores menos seguidos por jugar en ligas extranjeras.

Adiós a pesos pesados. En esta primera lista, hay hasta diez bajas respecto a la Eurocopa. Destacan las ausencias de nombres importantes como Casillas (que no acude a la selección tras 16 años haciéndolo), Juanfran, Cesc Fábregas o Pedro.

Más del Madrid que del Barça. Por primera vez desde hace mucho tiempo, el Madrid ‘cede’ más jugadores a la selección que el Barcelona. Ramos, Carvajal, Asensio, Lucas Vázquez y Morata por Piqué, Sergi Roberto, Alba y Busquets. Si bien es cierto que Alcácer ya integra la nómina culé pero fue convocado cuando aún era jugador del Valencia.

El trabajo como base de todo. El vasco coge este reto con la ilusión por bandera y una filosofía como base de todo: el trabajo. Así, durante este mes y medio no ha escatimado en dedicarle horas a la selección, viendo partidos con internacionales, acudiendo a actos o reuniéndose con jugadores clave en el presente de la Roja.

Buen ambiente y diálogo. Lopetegui quiere continuar con el buen ambiente que se le presupone a la selección española y que pareció haberse dejado por el camino durante la pasada Eurocopa, con el tema de Casillas o las declaraciones de Pedro. Por eso, el extécnico de la Sub’21 apuesta por el diálogo con jugadores y prensa pero dentro de un ambiente de seriedad, disciplina y trabajo.

El espinoso ‘caso Laporte’. El vasco ha retomado el difícil tema del central del Athletic Aymeric Laporte y ha iniciado conversaciones para convencerle de que juegue con España y no con Francia. El futbolista, que está desencantado con Didier Deschamps, quien lo dejó fuera de la Eurocopa y no le ha llamado para la reciente convocatoria, se lo está pensando y podría decir sí a España, algo que no ocurrió hace unos años cuando Del Bosque se interesó por él.

Ausencias forzadas. El nuevo seleccionador no podrá contar, por lesión, con jugadores importantes como Andrés Iniesta e Isco Alarcón. Ausencias que le obligan a confeccionar un equipo algo diferente al que quizá sea su once tipo.

Buenos resultados en los últimos debuts

La selección española no ha perdido en el estreno de un seleccionador, desde que en 1988 lo hiciera Luis Suárez, y Julen Lopetegui, que se estrena en un duro amistoso en Bruselas ante Bélgica, intentará seguir el camino de Vicente Miera, Javier Clemente, José Antonio Camacho, Iñaki Sáez, Luis Aragonés y Vicente del Bosque.

Desde un 14 de septiembre de 1988, día en el que se estrenaba como seleccionador español Luis Suárez ante Yugoslavia, España no cae en la puesta de largo de su técnico. Suárez, que dirigió a la Roja desde 1988 a 1991, perdió 1-2 en el amistoso disputado en Oviedo.

El último precedente, con Vicente del Bosque, extendió un camino glorioso de España. Retomó a la campeona de Europa 2008 y la impulsó a la conquista del Mundial 2010 y a repetir el éxito en la Eurocopa 2012. Su primer día estuvo marcado por la tragedia de un accidente aéreo en Madrid, que empañó el contundente 0-3 a Dinamarca en Copenhague.

(more…)

Selección española

La selección española siente el dolor de una transición amarga en la cesión del testigo en su dominio del mundo primero, en Brasil 2014, y Europa ahora, en la Eurocopa 2016, con dos eliminaciones amargas, que ponen punto y final a una época en la que subió a los altares el fútbol de toque como seña de identidad.

España volvió a estrellarse con el mismo muro que en el último Mundial, incapaz de superar una defensa de cinco del rival. Pagó caro su exceso de confianza ante Croacia en el último encuentro del grupo, con un gol a tres minutos del final que cambió el rumbo de todo y puso a Italia en el camino. A la mejor Italia de los últimos años, trabajada a la perfección como bloque por Antonio Conte.

En Saint Denis fue inferior a su rival de octavos de final y dejó una nueva imagen que añadir a una maldición de blanco. Los seis partidos oficiales con ese color se cuentan por derrotas.

Frente a Croacia con ese tanto ya maldito de Perisic iba con el mismo blanco que lloraba de rabia Luis Enrique, con la nariz rota, en el Mundial de Estados Unidos 1994 ante Italia. O la que portaban los españoles cuatro años después ante Nigeria en otra cita con fracaso en Francia. La misma que cuando Portugal mandó a casa a las primeras de cambio a España en la Eurocopa 2004.

La etapa de mayor gloria del fútbol español pone definitivamente el broche. Dos Eurocopas para la historia. Con Luis Aragonés al mando en 2008, cuando juntó a los ‘bajitos’ y se creó un estilo que llevo a España a uno de los dominios de mayor brillantez de la historia del fútbol. Una selección que marcó época desde que extendió su dominio al mundo en Sudáfrica 2010, con Vicente del Bosque haciendo crecer el legado heredado.

Se sentían invencibles los jugadores españoles, que cerraban el círculo soñado en la Eurocopa 2012 con ese 4-0 a Italia en la final de Kiev. El fútbol siempre ofrece la posibilidad de revancha y hoy la ‘azzurra’ clamó su particular ‘vendetta’.

De Brasil… a Francia

La selección española volvió a mirar a los ojos al fracaso en Brasil 2014. No pudo protagonizar una peor defensa de la corona. Del Bosque se sentía en deuda con futbolistas que habían conducido a la gloria y pese al temor de no renovar el grupo, premió a indiscutibles como Xavi Hernández, Xabi Alonso, Fernando Torres o David Villa. La caída no pudo ser mayor con una imagen patente de falta de hambre y una impotencia ante las defensas de cinco de los rivales.

Así ocurrió contra Holanda. Hasta el minuto 44 todo parecía seguir el mismo camino de los últimos torneos. España ganaba pero aquel despiste al borde del descanso y el remate en plancha de Van Persie fue el inicio del fin. En la segunda mitad llegó el desplome y el vapuleo. La derrota más sonrojante de la ‘era Del Bosque’ (1-5). Chile copió la idea y su defensa con cinco futbolistas de nuevo se le atragantó a la Roja (0-2) que quedaba sin opciones de superar el grupo y avanzar a octavos.

En la Eurocopa 2016 también hubo un momento que cambió el rumbo. España enamoró con su fútbol ante República Checa, pese al corto triunfo (1-0) y Turquía (3-0). Levantó la ilusión del país que volvió a soñar. Siguió con su imagen de grandeza media hora ante Croacia pero cayó en el gran error de sentirse superior, jugar con exceso de confianza y no competir con la misma intensidad que el rival. Ese minuto 87 con el tanto de Perisic ya queda en la historia maldita de la selección.

De un camino asequible a la parte dura del cuadro. Italia era el primer rival de una prueba de bombas hacia la defensa de la corona europea. Inferior de nuevo ante un rival que pobló su defensa, toma forma la transición amarga de la corona. A Alemania en el Mundial, quien sabe si la digna sucesora si imita a España y conquista Europa. Se avecinan épocas de cambio en la Roja. En dos meses nacerá una nueva ilusión: el Mundial 2018.

(more…)

Ramos

Sergio Ramos, segundo capitán de la selección española, transmitió el dolor de la Roja tras la eliminación de la Eurocopa 2016 en octavos de final ante Italia (2-0) y dijo que “es un golpe duro” y que “la victoria tiene muchos padres y la derrota es huérfana”.

“Es un golpe duro para todos y toca estar unidos y pasar página. Es una pena irse con esta selección. Nos queda la sensación de poder haber llegado más lejos, pero no hay que quitar mérito a Italia, que nos ha jugado muy bien. En la segunda parte hemos puesto empeño y corazón para cambiar el resultado, pero nos ha faltado esa pizca de suerte para poner otro rumbo al partido”, analizó.

Con la derrota se debe valorar más lo que España consiguió, según Ramos, que recordó la época gloriosa que hoy se cierra.

En los últimos años hemos vivido una época maravillosa, veníamos de ganar Mundial y Eurocopas, veíamos la posibilidad de perder muy lejana”, apostilló.

“Pero hay grandísimos rivales con buenos jugadores que ahora te hacen valorar el pasado, pero confiamos en el grupo en la nueva época de jugadores. A partir de ahí, te vas jodido por caer eliminado de una Eurocopa en octavos, sabiendo que podíamos haber tenido un papel mucho más importante”, señaló.

Ramos considera que no hay que hacer ningún cambio generacional en la Roja: “Con una bolsa de papas y desde el sofá es fácil hablar. Yo no sé si hay que cambiar o no porque hay jugadores con 35 años jugando en otras selecciones. Cuando se pierde, cuanto menos se hable mejor”.

“Yo he conocido a lo largo de mi carrera jugadores con mucha edad que mantienen la ilusión intacta y es lo importante, no perder la ambición de querer ganar cosas. Si vives del pasado, no haces nada aquí. Yo tengo la ilusión intacta”, manifestó.

Desde ahora, Ramos ya piensa en el próximo reto, el Mundial 2018: “Está claro que hay que estar convencidos para el Mundial porque hay selecciones favoritas y nosotros estamos para medirnos a las mejores y hacer un buen papel”.

Y se mostró preparado para la crítica: “Ahora cada uno dará su opinión, algunos se alegran de que no hayamos rendido al mejor nivel, pero forma parte de esto. Yo no he rendido a mi mejor nivel, pero no siempre las cosas salen como uno quiere. La victoria tiene muchos padres y la derrota es huérfana, como decía Napoleón”.

(more…)