Category: vigo

Salva Ballesta: "Espero que a Aspas no le pase factura besarse el escudo de España"

Salva Ballesta

Iago Aspas debutó el pasado martes como internacional en Wembley. Lo hizo, además, marcando un golazo. El temperamental jugador gallego lo celebró besando el escudo de España bordado en su camiseta. Ese gesto ha hecho que un exjugador y entrenador muestre su preocupación por lo que le pueda suponer a Aspas.

Salva Ballesta, exdelantero de Málaga, Valencia o Atlético de Madrid, entre otros equipos, nunca ha ocultado su ideología política, que él siempre ha calificado como “patriota”. Hace tres años estuvo cerca de incorporarse al cuerpo técnico del Celta de Vigo, como ayudante de Abel Resino. Su ideología provocó el rechazo de un sector de la afición celtista (de ideología de extrema izquierda), lo que al final llevó al club gallego a pedirle a Abel que no incorporara a Salva a su equipo técnico.

Ahora, tres años después, y en unas declaraciones al programa El Primer Palo, de EsRadio, Salva Ballesta se refirió al gesto de Iago Aspas y expresó un temor, el de que el mismo sector de la afición celtista que le rechazó haga lo mismo con el de Moaña.

“Por lo que estoy escuchando y leyendo, espero y deseo que a este chaval (Aspas), que es una grandísima persona y un grandísimo futbolista, no le pase factura en ese equipo el gesto de besarse el escudo de España después de meter un gol”, dijo Salva, que añadió que “seguro que a un grupo de aficionados igual le ha sentado mal y daría lástima“.

Iago Aspas

Fuerza, corazón, espíritu de lucha y calidad. Mucha calidad. Esa que, junto a su punto justo de rebeldía, siempre atesoran todos los genios, incluso aquellos que están esvondidos pero que siempre acaban saliendo. Iago Aspas ha llegado a la selección española y lo ha hecho para quedarse por mucho tiempo. Lopetegui le ha dado la oportunidad que no tuvo con Del Bosque y el ariete del Celta la ha aprovechado. Un jugador de raza que ahora, con 29 años, explota definitivamente.

Su carácter díscolo y polémico desde que era adolescente varias veces estuvo a punto de dar al traste con su calidad innata como jugador. Pero este carácter visceral lo ha ido domando con el tiempo, hasta llegar a convertirse en santo y seña -además de capitán- del Celta de Vigo, el club de su vida.

Ante Inglaterra fue el debut soñado de Aspas con la selección española, en la que ha sido la sensación de la última convocatoria.

Su entrada al terreno de juego tras el descanso dio un cambio radical a la imagen de España ante el equipo inglés. Contagió con sus ganas al resto y en estado de gracia, firmó el debut que cualquier futbolista sueña con su selección. Todo su trabajo tuvo su premio a nueve minutos del final con un tanto estratosférico. Una obra de arte hecha bicicleta y disparo final con rosca a la escuadra que puso patas arriba a Wembley. Todo, obra de un casi desconocido para el panorama internacional.

La historia de Aspas, que pertenece a una saga de futbolistas con dos hermanos más de Iago dedicándose al fútbol, además de un tío y un primo, se escribe desde un 1 de agosto 1987, cuando nacía el pequeño de cuatro hermanos en la localidad de Moaña, Pontevedra. A los ocho años empezó a jugar al fútbol y solo un año después, con 9 años, ingresó en las categorías inferiores del Celta de Vigo, sin duda, el club más importante de su carrera.

El delantero se fraguó un nombre propio en el equipo vigués y poco a poco fue siendo relevante para los técnicos. Así, su debut se produjo el 8 de junio de 2008 en el Estadio Helmántico de Salamanca, en donde el Celta cayó por 3 goles a 1 y en donde Aspas fue titular y jugó 60 minutos. No obstante, entre la hinchada del Celta siempre será recordado por su primer partido en el Estadio de Balaídos, que tuvo lugar el 7 de junio de 2009 en un partido frente al Alavés marcado los dos goles de la victoria viguesa y convirtiéndose desde ese momento en el nuevo ídolo local.

Un idilio que duró varios años. Hasta junio de 2013, para ser precisos. 9 millones cambiaron su futuro, que ya era presente en Liverpool. Solo un año después, nuevo cambio de aires, esta vez volviendo a España para jugar con el Sevilla. (more…)

EFE

  • Marcó un golazo en el partido amistoso ante Inglaterra.
  • Fue el debut de Iago Aspas con la selección española.

Iago Aspas

Iago Aspas, delantero del Celta de Vigo, ha mostrado su satisfacción por su debut con la selección española, en el partido amistoso contra Inglaterra (2-2), en Wembley, en el que además logró marcar el primero de los goles que permitió al equipo nacional igualar el choque.

“Debutar con la selección, en Wembley y, además, poder marcar es para estar contento. Es una alegría inmensa y el premio al trabajo hecho durante estos años, especialmente el último año y medio gracias a la ayuda del Celta y de mis compañeros”, comentó en rueda de prensa.

Aspas se acercó este miércoles por la mañana a las instalaciones deportivas de A Madroa para compartir su experiencia con sus compañeros y los integrantes del cuerpo técnico que encabeza el Toto Berizzo.

“Todos me dieron la enhorabuena por el debut y por el gol”, indicó el delantero, quien admitió tener el teléfono móvil “un poco saturado” por la cantidad de mensajes y WhatsApp recibidos.

“Iba tranquilo y confiado. Si me llamaron sería por algo. Quedó demostrado que podía tener la oportunidad. Sabía que tenía una buena oportunidad y que me tenía que comer el mundo en cada minuto“, apostilló.

Aspas confía en poder regresar a la selección. “La próxima convocatoria es en marzo y el fútbol da muchas vueltas, así que nunca se sabe“, ha reflexionado, pero por si acaso ya se ha traído todo el material deportivo que le han permitido, incluida la camiseta con la que jugó y otra firmada por sus compañeros.

“Seguiré trabajando como hasta ahora para hacer cosas positivas en mi club y tener más posibilidades. Al acabar el partido hablé con el utillero y le dije que iba a llevarme la máxima ropa posible por si no vuelvo”, bromeó.

“Julen (Lopetegui) me dijo al salir que estuviera más abierto y que fuera decisivo por el lateral. Al acabar me dio la enhorabuena me dijo que no todo el mundo se estrena marcando en Wembley”, agregó.

Aseguró encontrarse un ambiente “muy bueno” en la concentración, en la que “hubo partidas de cartas, de consola… casi como si estuviera el Celta, aunque al principio me costó soltarme”, y tranquilizó a la afición viguesa recordando que le restan tres años de contrato.

“Tranquilo que no me voy. Estoy muy contento aquí. Tengo tres años más de contrato. Puede que sea uno de mis mejores momentos”, sentenció el futbolista, quien no piensa en el Mundial de Rusia 2018 porque “queda muy lejos”.

(more…)

Iago Aspas

Iago Aspas, delantero del Celta de Vigo, aseguró que con la llamada del seleccionador Julen Lopetegui, quien este viernes le ha citado para el doble enfrentamiento contra Macedonia e Inglaterra en sustitución del lesionado Diego Costa, ha cumplido “un sueño”.

“Aún lo estoy asimilando. Me estaba duchando y me avisó el utillero de que estaban llamando desde la sede del club para avisar de que habían llamado de la selección para tener que viajar ya mismo esta tarde”, comentó el atacante a Celta Media.

Aspas, máximo goleador nacional hasta el momento de la Liga Santander con seis tantos, no ocultó su satisfacción por estrenarse con la selección española.

“Es una gran noticia después de tanto tiempo de estar trabajando, de hacer las cosas bien en mi club. Quiero dar las gracias al Real Club Celta de Vigo y a mis compañeros porque gracias a ellos se ha producido esta llamada”, destacó.

“Es un sueño cumplido de un chaval que lo ha mamado todo en este club, que se ha dejado la vida por él. Me siento gratificado por el club y espero que sirva de ejemplo para los muchos niños que trabajan en A Madroa”, agregó Aspas, quien esta tarde viajará a madrid para incorporarse a la concentración del equipo nacional.

Iago Aspas

Diego Costa ha abandonado por lesión la concentración de la selección española y en su lugar Lopetegui ha llamado Iago Aspas, delantero del Celta de Vigo.

Diego Costa causa baja para el encuentro de clasificación al Mundial ante Macedonia, del sábado en Granada, y el amistoso del próximo martes en Londres frente a Inglaterra.

Las molestias físicas con las que se incorporó a la concentración no han remitido y tras probarse en el terreno de juego con el resto de internacionales, se descarta su participación y con urgencia se ha llamado al delantero del Celta Iago Aspas, que este viernes viajará a Madrid para incorporarse a la concentración.

El optimismo que reinaba en el seno de la selección, cuerpo técnico y médicos, el martes cuando Costa llegó a la concentración tras las pruebas médicas del lunes, se fue apagando con el paso de las horas y una lenta evolución de la fatiga muscular que sufre el delantero, especialmente del fuerte golpe que le provocó un hematoma en la ingle izquierda.

Dos días ‘entre algodones’, con mucho tratamiento fisioterapéutico y sin apenas pisar el césped, no han servido para que se produjese la mejoría esperada por los galenos de la Roja, que junto al seleccionador Julen Lopetegui decidieron someter a Diego Costa a una prueba definitiva en el entrenamiento de este jueves.

Lo intentó con el grupo, comenzando Costa la sesión junto al resto de internacionales españoles, pero las sensaciones no fueron buenas y tras la comida finalmente abandonará la concentración de La Ciudad del Fútbol y no formará parte de la expedición que mañana viaja a Granada.

Lopetegui había lamentado el día que ofreció la convocatoria la falta de espacio para incluir como novedad a Iago Aspas, máximo goleador español de LaLiga Santander con seis tantos. Y finalmente no ha dudado en llamar al delantero del Celta de Vigo en cuanto se han confirmado los malos presagios que ya se tenían en la concentración ayer.

Es la primera convocatoria como internacional para Aspas, que durante el día viajará con urgencia de Vigo a Madrid, para incorporarse a la Roja durante la tarde. Durante el día de ayer, el delantero participó con el Celta del XXI Trofeo Memorial Quinocho, jugando los últimos 24 minutos del partido ante el Braga portugués.