¿Cuánto cuesta el Mundial de Rusia 2018?

20MINUTOS.ES

  • La edición que arranca este jueves es la más cara en la historia de esta competición.
  • El de Rusia 2018 será el Mundial más tecnológico.

¿Cuánto cuesta el Mundial de Rusia 2018?

El Mundial de Rusia 2018, como toda gran competición deportiva, reúne importantes y significativas cantidades de dinero. El gobierno ruso parece dispuesto a traspasar todos los límites y la cita ya apunta a ser el Mundial más caro de la historia. Su presupuesto oscila alrededor de los 14 millones de dólares, lo que significa cerca del 1% del PIB ruso en el último lustro.

Pero no solo se ha incrementado el coste de la organización, que en más del 50% es asumido por el gobierno del país. Además, también ha aumentado la dotación económica de los premios concedidos a las diferentes selecciones, que ascendido hasta los 791 millones de dólares.

Estas cifras son considerablemente superiores que, por ejemplo, las del último Mundial, celebrado en Brasil hace cuatro años. Las dotaciones económicas de los premios en la cita carioca fueron de 576 millones de dólares, mientras que en Sudáfrica se quedaron en 420 millones.

De estas cantidades, 400 millones de dólares se destinarán a las 32 selecciones que tomarán el protagonismo a partir de este jueves. El equipo que consiga levantar el título dentro de un mes recibirá una recompensa de 38 millones de dólares, el subcampeón se tendrá que conformar con 28 millones de dólares, mientras que el tercero y cuarto clasificados obtendrán 24 y 22 millones de dólares, respectivamente.

Pero el Mundial de Rusia no siempre ha apuntado a estas desorbitadas cifras. La crisis y la devaluación de la moneda nacional derivó hace dos años en un importante recorte del 10% por parte del ministerio de Deporte. Esta medida afectó principalmente a hoteles y diferentes establecimientos, pero finalmente el presupuesto ha aumentado hasta colocarse como el más elevado en la historia de una Copa del Mundo.

Gran parte de esta cantidad ha ido destinada a construir diferentes infraestructuras de transporte, como aeropuertos y carreteras, y a varios de los estadios que albergarán la cita mundialista. De hecho, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ya garantizó que, pese a la difícil situación económica, el país no iba a renunciar a la organización del Mundial, al mismo tiempo que aseguró que tampoco iba a escatimar en gastos para que los aficionados de todo el mundo se sintieran “como en casa”.

La Federation Internationale de Football Association (FIFA) es una de las principales receptoras de los centenares de millones que generará el torneo, seguido mundialmente por millones de personas en todo el mundo. De hecho, el Mundial de fútbol es una de las fuentes de ingresos más importantes para la FIFA.