Dani Olmo, el delantero que ha enamorado a Luis Enrique por el que se pegan Real Madrid, Barcelona y Atlético

Una de las grandes críticas que se le realiza a Luis Enrique y a esta selección española de fútbol es que cuesta mucho hacer un once tipo. La falta de cohesión de un equipo titular fijo genera dudas y la afición no tiene claro qué futbolistas pueden partir como titulares. Uno de los que no falla es Dani Olmo.

Luis Enrique está encantado con lo que aporta el delantero del RB Leipzig. Desborde, regate, velocidad, desmarque… el futbolista español que tuvo que hacer las maletas para triunfar cuando era joven está llamado a ser una de las grandes esperanzas de esta Eurocopa. Titularísimo en los tres partidos contra Grecia, Georgia y Kosovo, en los dos últimos encuentros ha marcado.

Su presencia en el campo se nota y es de los pocos que se pueden considerar fijos en esa lista amplia de entre 24 y 34 jugadores que maneja Luis Enrique para la cita de este verano. Quizá antes de que arranque el torneo continental haya decidido algo sobre su futuro, porque muchos ven que el RB Leizpig se queda corto para su calidad.

Olmo fue uno de esos futbolistas que salió de la última remesa en La Masía y que, pese a sus dotes, no llegó al primer equipo del Barcelona y ni siquiera al Barça B. El motivo: las apuestas eran Carles Pérez (hoy en la Roma), Carles Aleñá (en el Getafe) y el coreano Seung-woo Lee (Portimonense portugués).

Tuvo que hacer las maletas para irse al impensable Dinamo de Zagreb con sólo 16 años y ante su eventual explosión como futbolista, la Federación Croata (el mismísimo Davor Suker, presidente por entonces, estaba detrás) le tentó para que obtuviese la nacionalidad y jugase con su selección. Para evitarlo, Luis de la Fuente le llamó para la sub21 española, con quien se proclamó campeón de Europa en 2018 y de ahí, a la absoluta en 2019 con Robert Moreno en el banquillo.

Desde entonces está en la agenda de los grandes. El propio FC Barcelona ha hecho varios acercamientos para ficharle, sin éxito, mientras que Real Madrid y Atlético no le pierden de vista. Son conscientes de que a sus 22 años está en plena explosión y a ambos les vendría bien un futbolista con unas dotes innegables y versátil, que igual puede jugar de extremo como de delantero centro y en ambos casos tiene mucho gol.

Tras la negativa al Barça en su primera reunión, el Atlético le ofreció seriamente volver a España, algo que el propio Olmo confiesa que desea algún día. Su buen hacer en Zagreb ya habían llamado la atención de muchos, y en enero de 2020 le plantearon una oferta en firme. Tuvieron varias reuniones pero el director deportivo del Atlético, Andrea Berta, frenó su traspaso para que volviera Yannick Carrasco. El Leipzig, paralelamente, también realizó sus movimientos y al final acabó allí.

Olmo suena y sonará para incorporarse a uno de los grandes. Sus cualidades innatas y su filosofía de trabajo tienen encandilado a Luis Enrique, y no pasan desapercibidas para los grandes, que ven en él un potencial delantero de mucho futuro. El Leipzig se le queda muy pequeño.