Día clave para España: con un ojo en (la federación de) Kosovo… y otro en Grecia

El camino hacia el Mundial vive este miércoles un día clave para la selección española, que no solo debe ganar en su visita a Kosovo, también es clave que Grecia nos eche una mano y evite que Suecia se lleve los tres puntos de Atenas.

La derrota en Solna la semana pasada lo ha complicado todo en exceso para el equipo de Luis Enrique, que ya no depende de sí mismo para lograr el billete directo para Catar 2022. Ello obliga a que no solo haya que ganar todos los partidos que quedan, sino que también toca esperar un tropiezo de la selección de Suecia. Y la visita a Grecia parece el lugar más propicio para que los suecos no sumen la victoria, lo que hará que a la vez que la Roja se mide a Kosovo, haya que tener un buen ojo en lo que pasa en el Spyros Lois de la capital helena.

Aunque lo importante es hacer los deberes y no fallar en Kosovo (o equipo de la federación de kosovo, como no se cansarán de escuchar en la retransmisión televisiva, dado que España no lo reconoce como un estado independiente trece años después de que declarara unilateralmente su independencia de Serbia.

Política aparte, Kosovo es un rival con más fútbol que nombre. Ya en el partido de la primera parte, los balcánicos plantaron batalla en La Cartuja de Sevilla, con el marcador reflejando un preocupante 2-1 cuando un error de Unai Simón propició el gol de Halimi. Gerard Moreno sentenció poco después haciendo el 3-1 definitivo, pero la sensación fue la de que el combinado kosovar no puso las cosas nada sencillas a España. El empate a un gol logrado este domingo ante Grecia confirma que el partido no será un trámite.

La Roja llega de hacer un gran partido ante Georgia. El 4-0 reflejó la superioridad española y la buena actuación de jugadores como Carlos Soler y Marcos Llorente fueron las mejores noticias. “No había debutado, pero es un caso diferente a muchos porque tiene experiencia y bagaje en la liga. Es capitán de su equipo, lanza los penaltis y acumula una experiencia muy importante”, dijo Luis Enrique del jugador del Valencia. Sabemos de su versatilidad. “No hemos visto la mejor versión de Marcos, necesita tiempo para soltarse, pero entrenando vemos lo que nos puede dar en gol, con buen tiro y buenos centros”, explicó sobre el polivalente jugador del Atlético. Ambos apuntan al once mañana, aunque sin descartar la presencia de Koke por alguno de los dos.

Dos veteranos del Barça volverán al once inicial. Por un lado, Jordi Alba, un fijo tras la baja por lesión de José Luis Gayà. Y en el mediocentro, Sergio Busquets recuperará su puesto en el once tras tener un descanso ante Georgia.

En el tridente atacante, Morata recuperará su puesto como nueve, mientras que el buen rendimiento de Pablo Sarabia y Ferran Torres hacen presagiar que repetirán en el once de Luis Enrique.

Kosovo llega al duelo en un buen momento y encadena dos resultados positivos: la victoria ante Georgia (0-1) y el empate ante Grecia (1-1) que le ha colocado tercero del grupo.

La gran estrella del combinado kosovar sigue siendo el delantero de la Lazio Vedat Muriqi, autor de los tantos ante los georgianos y los helenos. Junto a él destaca el centrocampista Milot Rashica, que tras tres temporadas en el Werder Bremen alemán milita ahora en las filas del Norwich City inglés.