Diego Costa se adapta a un nuevo estilo en su debut

Diego Costa ante Italia

El hispano-brasileño Diego Costa, debutante en el partido amistoso ante Italia en el estadio Vicente Calderón, cambió el fútbol directo del Atlético de Madrid por el juego de precisión y toque de la selección española, con la que estrenó titularidad y partido completo en la punta del ataque. Vicente del Bosque le dio los 90 minutos al atacante, con el ’19’ a la espalda en la camiseta negra con detalles en amarillo fluorescente que estrenó este miércoles España. Su adaptación debe ser rápida al juego del equipo, porque el Mundial 2014 está cerca, a tres meses y a dos amistosos más, ante Bolivia y El Salvador.

Y no es el mismo estilo que el Atlético. Del contragolpe y los balones largos a la carrera del atacante hispano-brasileño, cuando juega con el equipo rojiblanco, al toque, las transiciones y el fútbol menos directo de la selección española; un nuevo registro para un delantero vertical, potente y con gol, mucho gol. Este miércoles se le resistió durante todo el partido frente a Italia. No lanzó ningún disparo a portería hasta el minuto 81. Cuando controló la pelota para buscar la meta rival siempre se encontró en sus tiros con un defensa contrario. Le ocurrió tres veces. Combinó mucho mejor con sus compañeros que atacó los tres palos defendidos por Buffon.

En su adaptación en el engranaje de la ‘Roja’, Diego Costa tocó varias veces de primeras. Es como mejor se desenvuelve la selección, con esa sucesión de pases paciente y desconcertante para el adversario con la que irrumpe en las defensas contrarias, a la que seguro que se acostumbrará el atacante con el paso del tiempo. También se le vio trazar algunos de esos desmarques largos que tantos puntos y ocasiones le han dado al Atlético de Madrid. No le divisaron sus compañeros en esos movimientos. También será, posiblemente, una cuestión de tiempo, de adaptación unos a otros.

Un debut anhelado

Era un debut anhelado por Costa y la selección. Después de su petición expresa de jugar con España en una carta con copia a la FIFA y a la Confederación Brasileña de Fútbol, el pasado 29 de octubre, una lesión muscular evitó su estreno en su primera convocatoria, a principios de noviembre, ante Guinea y Sudáfrica. Un contratiempo inoportuno para un delantero que ha culminado su explosión en Europa en la última temporada y media, con su potencia, su verticalidad, su fuerza y sus goles con el Atlético de Madrid, con el que es el segundo máximo anotador en esta temporada de Liga, con 21 tantos. Suma seis más en competición oficial en este curso.

Ha sido una carrera larga, de fondo, hacia el reconocimiento y el éxito para el delantero, el más aclamado cuando sonaron por megafonía los once jugadores elegidos por Vicente del Bosque para enfrentarse hoy a Italia. En año y medio, ha crecido hasta la cima, hasta la selección rumbo al Mundial del próximo verano en Brasil. Mucho más tiempo tardó en debutar en un encuentro oficial y en triunfar con el Atlético. Descubierto en un encuentro de la Segunda División portuguesa con el Peñafiel, en noviembre de 2006, y fichado trece meses más tarde, no jugó un partido oficial como rojiblanco hasta tres años y medio después, cuando iba de cesión en cesión.

El Celta (2007-08), el Albacete (2008-09), ambos a préstamo, y el Valladolid (2009-10), con el que se estrenó en Primera División y al que llegó traspasado para luego ser recomprado de nuevo por el Atlético, fueron los primeros destinos en España del ariete, que aparecía como una posible salida en cada pretemporada de su equipo. En 2010-11 ya demostró sus cualidades, una lesión en la rodilla, por la que estuvo fuera de competición durante seis meses, frenó su progresión al inicio del siguiente curso -también su venta a otro club- y una cesión al Rayo, donde brilló con más de una decena de goles, convencieron de que sería muy útil para el proyecto atlético. Desde la confianza del argentino Diego Simeone, el entrenador del Atlético, creció Diego Costa en su equipo y en el fútbol español, con el que este miércoles dio un paso más: su estreno con la selección en el Vicente Calderón, el escenario donde comenzó a ganarse un sitio en la ‘Roja’ y a adaptarse a un nuevo estilo.


via: 20minutos