En la cuenta atrás, Villa arranca fuerte

EspaÒa-Liechtenstein

Los dos próximos meses y medio se convertirán en una selectividad para varios internacionales españoles que, a día se hoy, no tienen asegurada su presencia en el próximo Mundial de Brasil 2014. La última lista de Vicente del Bosque mostró una serie de códigos que los futbolistas saben descifrar sin necesidad de que se digan o escriban de manera pública.

Por unos u otros motivos, algunos jugadores se encuentran en esa franja que delimita su condición de mundialista con la de espectador de lujo. Uno de ellos es David Villa. El delantero del Atlético de Madrid ha perdido la condición de intocable, pese a ostentar el título honorífico de ser máximo goleador de todos los tiempos de la Selección, y ahora busca un billete casi de manera desesperada.

Sabe que tiene apenas noventa días para revertir una situación en su club, que le servirá para caer de pie en Brasil. La titularidad en Vigo y los dos goles que hizo debería interpretarse como una recuperación en la capacidad anotadora del delantero.

De hecho, esta temporada ya lleva 12 goles en el campeonato de Liga y si no fuese por la lesión que sufrió, seguro que no habría desaparecido tanto tiempo del equipo titular rojiblanco. Del Bosque sabe lo que puede dar el Guaje, además de su nivel de compromiso. Las cartas están muy marcadas. El seleccionador solicita unos requisitos de última hora y Villa ha arrancado fuerte en esa carrera final.