España tropieza de nuevo y se la jugará a vida o muerte en la última jornada

La selección española sumó otro empate en la Eurocopa en el segundo partido del torneo que enfrentaba a la Roja ante Polonia (1-1). Un gol de Morata y otro de Lewandowski, además de un partido fallado por Gerard Moreno, marcaron el partido para España, que se la jugará todo ante Eslovaquia el miércoles.

Apostó Luis Enrique por el mismo once del debut ante Suecia a excepción del cambio de Ferrán Torres por Gerard Moreno, uno de los jugadores más reclamados por la afición tras su gran temporada con el Villarreal.

En los primeros compases, y ante una Polonia que salió a morder, España dominó el balón a base de toques y tímidos avisos a la portería de Szczesny, con un participativo Dani Olmo. Los polacos tuvieron la suya gracias a Klich, pero los minutos fueron consumiéndose sin goles pese al ritmo trepidante.

Y así fue, hasta los 25 minutos de partido cuando un balón servido al área desde la derecha por Gerard Moreno fue convertido en gol por Álvaro Morata para quitarse de encima los fantasmas y resarcirse de las críticas… por el momento.

A partir del gol, Polonia, que se sabía fuera del torneo, comenzó a apretar. Con dos de Lewandowski -un paradón de Unai Simón incluido-, los polacos cogieron el testigo del mando del encuentro y rompieron ligeramente la unidad mostrada por España hasta la media hora de partido.

Así fueron los últimos quince minutos de la primera parte, derivando el partido a un duelo de ida y vuelta y la sensación de que España estaba deseando marcharse al vestuario pese a haber sigo mejor los primeros treinta minutos.

Al inicio de la segunda se atascó el partido. La buena imagen de España se redujo pese a la buena defensa y empezaron a fallar las conexiones entre la medular y el ataque, dando pie a más control polaco.

Y así, precisamente, llegó el empate de Lewandowski. España reclamó falta sobre Laporte en el salto del delantero polaco que el VAR no consideró y su cabezado subió al marcador. En la siguiente jugada, España tuvo su oportunidad en forma de penalti tras un pisotón a Gerard Moreno.

Fue el delantero del Villarreal el encargado de tirarlo pero el balón se estrelló en el palo, el rechace le cayó a Morata, que la envió fuera con el portero vencido en el peor momento por el subidón anímico que habría supuesto para los de Luis Enrique.

Un varapalo del que ni los cambios -Fabián Ruiz y Sarabia por Gerard Moreno y Koke- pudieron revertir. España se ahogó en los últimos minutos ante una Polonia que, sin mucho, puso a la Roja contra las cuerdas.

Morata tuvo el gol de la victoria en su mano sobrepasado el 80, solo ante Szczesny, pero ambos se chocaron y el delantero de la Juventus no pudo aprovechar la oportunidad, en una noche en la que logró marcar pero volvió a dejar muchas dudas.

Con este resultado, la selección española está obligada a ganar en la última jornada, en la que se lo jugará todo ante Eslovaquia para tratar de avanzar a octavos.

https://widgets.besoccerapps.com/scripts/widgets?type=match_info&match=305699&season=2020&countdown=1&style=20minutos

https://widgets.besoccerapps.com/scripts/widgets?type=match_nav&match=305699&season=2020&tabs=1&style=20minutos