Francia ocultó una lesión de Mbappé antes de semifinales

Kylian Mbappé disputó los dos últimos partidos del Mundial de Rusia tocado de la espalda. La federación francesa (FFF) ocultó que el jugador sufrió el bloqueo de tres vértebras el lunes de la última semana del Mundial, según L’Équipe. Mbappé se ausentó de varios entrenamientos previos a los dos últimos encuentros sin que la FFF informara de la dolencia.

El lunes por la mañana, al levantarse, Mbappé hizo un movimiento inadecuado que lo dejó paralizado. El diagnóstico del equipo médico galo fue inmediato: a Mbappé se le habían bloqueado tres vértebras.

Desde ese momento, la federación francesa puso en marcha un plan para evitar que los rivales conocieran que una de sus grandes estrellas jugaría tocado.

Ese mismo lunes por la tarde, Deschamps interpretó su papel a la perfección en sala de prensa. “Puede que algún jugador tenga una sesión distinta por precaución, pero todos estarán en condiciones para el partido contra Bélgica”, decía Deschamps anticipándose a las dudas que podría generar la ausencia de Mbappé en el entrenamiento posterior a su comparecencia.

Por su parte, Mbappé lucía ante las cámaras la mejor de sus sonrisas, como si nada ocurriese. Por la noche, un osteópata le desbloqueó las tres vértebras mientras el resto del equipo médico se afanaba en mitigar el dolor que sentía el jugador.

El viernes, dos días antes de la final, Mbappé volvió a ausentarse del entrenamiento de sus compañeros. Todavía sufría dolor, pero estaba bajo control y no le impidió, aunque con precauciones, disputar la final y marcar el cuarto gol a Croacia.