Isco, el primero en llamar a la puerta grande

La pretemporada es un periodo decisivo para muchos futbolistas. Mucho más si se trata de equipos grandes. Hoy, la mayoría de los jugadores aprovechan el espacio de las vacaciones para descansar, pero sin excesos. Es necesario llegar al primer entrenamiento en las mejores condiciones para pelear por un puesto, más si se trata de un fichaje.

Es el caso de Isco. Hacerse con un hueco en el once del Real Madrid no es nada sencillo. Pero la fórmula es tan antigua como el propio fútbol. Raúl fue un espejo para muchos compañeros. Siempre le fichaban un delantero pero se ganaba a los entrenadores y desplazaba a la competencia en esos amistosos veraniegos. Llegaba mejor que nadie, se esforzaba más que ninguno, hacía goles y luego el técnico no tenía motivos para quitarle del once.

isco

Ahora, Isco está siguiendo el mismo guión con Carlo Ancelotti. Ha entrando en sus planes como un cañón y parece que es uno de los que está convenciendo al técnico blanco y también a la crítica especializada. No es habitual que un jugador con su edad dé esas muestras de madurez en un equipo de tanta exigencia.

Y ya se sabe que una cosa conduce a la otra. Isco es uno de esos jóvenes que están llamando con fuerza a la puerta de la selección campeona del mundo para ser uno de los habituales en cada convocatoria. España juega en breve un amistoso en Guayaquil y ahí debería estar el futbolista del Real Madrid, al igual que otros jóvenes como Montoya, Thiago, Iñigo Martínez, De Gea… La fórmula está ahí para todos. Sólo hay que desarrollarla.

Foto @ Carmelo Rubio

gracias: laenergiadelaroja