La FIFA apoya un Mundial en dos continentes a la vez

El pasado mes de septiembre Infantino, Pedro Sánchez y Rubiales hablaron por primera vez de organizar un Mundial en dos continentes. La FIFA, que tras el Mundial de Corea y Japón en 2002, había tomado la decisión de no aprobar más candidaturas conjuntas, rectificó el pasado junio en Moscú, cuando confirmó a Estados Unidos, México y Canadá como los países del Mundial 2026, el que seguirá al que se disputará en Qatar en 2022. Pero la idea que España abandera para el 2030 va más allá, porque es la primera vez que la FIFA daría luz verde a una Copa del Mundo no ya en distintos países, sino en distintos continentes. La proximidad geográfica entre Portugal, España y Marruecos lo hace posible.

El ofrecimiento que Pedro Sánchez trasladó ayer a Marruecos, aunque pilló por sorpresa tanto en España como en Portugal, es bien visto por ambos países, que ya presentaron conjuntamente la Candidatura Ibérica para el Mundial de 2018, que finalmente ganó Rusia. Ahora añaden a Marruecos, lo que supone además el respaldo de la FIFA. Gianni Infantino, que se presentará el año que viene a la reelección a la presidencia de la FIFA, quiere montar proyectos comunes entre las federaciones para aglutinar votos, y al tiempo quiere que el fútbol logre alianzas entre países de distintas culturas y religiones.

Desde la Federación recuerdan que Luis Rubiales ya le planteó a Pedro Sánchez en presencia de Infantino la candidatura tripartita de España-Marruecos y Portugal al Mundial 2030, y que el ofrecimiento ayer del presidente “fue bien recibido por Marruecos”, al que en la Federación consideran el mejor socio junto a Portugal.