La nueva selección española: mano dura y modernización del estilo

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

  • Luis Enrique es el elegido para ser el nuevo seleccionador hasta 2020.
  • Molina sustituye a Hierro como director deportivo de la RFEF: “Cambiarlo todo sería un error”.
  • La nueva generación que liderará el cambio de la Selección española.
  • ENCUESTA ¿Qué te parece la elección de Luis Enrique como seleccionador de España?

Isco

Nuevos tiempos en la Selección española. A diferencia de la transición tranquila desde Del Bosque a Lopetegui, la  llegada de Luis Enrique al banquillo del equipo nacional promete un cambio radical de estilo, tanto en lo futbolístico como en la relación con los diferentes estamentos, incluida la prensa.

En lo futbolístico, el estilo de Luis Enrique se puede entender como una evolución del anterior. Dependerá en buena medida de los nuevos jugadores que vayan ganando protagonismo en el equipo nacional, pero sobre el papel se acabó el juego de toque como ley máxima, y se apostará por el juego directo como idea fundamental. La búsqueda de espacios hacia la banda y la verticalidad fueron dos características claras que se vieron en el Barcelona de su lustro triunfal, y el asturiano seguirá con una idea que impregnó también en el Celta de Vigo y la Roma (este último, sin tanto éxito).

Habrá jugadores que no acepten tan de buen grado la llegada de Luis Enrique. Irónicamente, uno de los principales afectados puede ser uno de sus ex futbolistas en el Barcelona, y titular hasta el momento con España: Jordi Alba. El lateral confesó que, con la llegada de Ernesto Valverde al Barcelona, se sentía mucho más a gusto. “Mejor que con Luis Enrique me irá. No he tenido los minutos que quería, pero espero que me vaya mejor”, destacó en su momento.

En lo personal, ya lo avanzaba Luis Rubiales en la rueda de prensa de presentación de Molina como director deportivo: “Aragonés también tuvo enfrentamientos con vosotros (la prensa)”. Luis Enrique no es una persona de trato fácil con la prensa. Siempre a la defensiva, incluso en sus momentos más dulces al frente del Barcelona, seguro que cada convocatoria o cada comparecencia ante los medios garantiza titulares o gestos más cercanos a épocas como las de Clemente o el propio Aragonés que las de los más tranquilos Del Bosque y Lopetegui.

El papel de Molina

José Francisco Molina será director deportivo de la Selección absoluta, pero no del resto de categorías. En principio, llevará las riendas de los mayores, dejando a un equipo aparte que se encargue de la sub21, sub19 y demás. Esto implica un cambio radical de filosofía: mientras Hierro estuvo al frente de esta oficina, en sus dos épocas, fue el encargado de velar por todos los internacionales con potencial de llegar a la absoluta y avisar a los seleccionadores de posibles talentos en las inferiores.

En cualquier caso, la comunión entre Molina y Luis Enrique, que fueron compañeros de Selección y coincidieron numerosas veces en el campo, será fundamental, aunque ya dejó claro el ex portero (y ex extremo) que las decisiones finales las tomará el nuevo seleccionador. “Yo quiero que todos los jugadores sigan siempre con la Selección, pero depende del entrenador”, avanzó cuando le cuestionaron sobre la marcha, concretamente, de Gerard Piqué.