La selección sub-21: una generación de oro que exige más protagonismo

R. RIOJA

  • Los jugadores de la sub-21 llegaron ayer tras ganar la Eurocopa de la categoría.
  • Pese a su talento, muchos no son titulares en sus clubes o han tenido que emigrar.

Jesús Vallejo y Dani Ceballos

La victoria de España en la Euro sub-21 desató la euforia tanto de los aficionados como de la prensa. ‘Qué gran futuro nos espera’, ‘Oro puro’, ‘La Quinta’, fueron algunos de los titulares de los medios. Pero no, no es oro todo lo que reluce, pese a que ese sea el color del metal que los jugadores españoles lucieron este lunes orgullosos en su regreso. La realidad es otra bien distinta para la gran mayoría de los sub-21 españoles, varios de ellos ya con 23 años cumplidos, una edad en la que se es joven en el fútbol, pero no tanto. Entre los jugadores campeones continentales abundan los que son suplentes en sus equipos y varios de ellos se tuvieron que ir de España ante la falta de oportunidades que tenían. 

Sin porteros titulares

Ni uno solo de los guardametas de la sub-21 son titulares en Primera división. Esa es la dura realidad ahora mismo.

Antonio Sivera, titular en todo el torneo menos en el primer partido, apenas tiene oportunidades en el Alavés, pues Fernando Pacheco le cierra el paso. Unai Simón, que empezó la Euro como titular, también es suplente en el Athletic, en su caso de Herrerín. Eso sí, España es un país de gran tradición de porteros, y son muchísimos los que son titulares en LaLiga.

Centrales suplentes

El relevo de Gerard Piqué, ya retirado de la absoluta, y de Sergio Ramos es uno de los grandes quebraderos de cabeza de los seleccionadores. Y en la sub-21 no se atisba solución, al menos a corto plazo. Los dos centrales titulares en la final, Jesús Vallejo y Unai Nuñez, son suplentes habituales en el Real Madrid y el Athletic. También ha jugado ahí Jorge Mere, un futbolista asturiano que tuvo que hacer las maletas rumbo a la segunda alemana debido a la falta de oportunidades en España. Ha ascendido con el Colonia y jugará en la Bundesliga.

A los laterales le van mejor las cosas. Junior Firpo es titular en el Betis y varios ‘grandes’ no le quitan ojo de encima, mientras que Martín Aguirregabiria está consolidado en el Alavés.

Talento desaprovechado

Dani Ceballos y Dani Olmo representan a la perfección el difícil paso de consolidarse en la élite. Dos jugadores de grandísimo talento que, en diferentes circunstancias, no están  en el punto de sus carreras que deberían. En el caso del madridista, ha tenido poquísimos minutos en sus dos años de blanco y tendrá que salir este verano, pues a Zidane no le gusta pese a su gran talento. Ni siquiera él sabe cuál será su futuro. En el caso de Olmo, canterano azulgrana, abandonó La Masía a los 15 años en busca de oportunidades rumbo a la liga croata. El Dinamo de Zagreb le va pequeño, pero falta por ver si alguien apuesta por un jugador de la clase del mediapunta catalán.

La carrera de Fabián sí va en buen rumbo, y tras brillar en el Betis ahora lo hace en el Nápoles de Ancelotti. Son muchos los grandes clubes que le quieren. Marc Roca, Zubeldia o Fornals son jugadores plenamente consolidados, los medios españoles están muy cotizados y son valorados tanto en España como en el resto de las grandes ligas.

Dudas con el ‘9’

Mientras que los jugadores de ataque de las bandas son estrellas en sus equipos, como Oyarzábal en la Real Sociedad o Carlos Soler en el Valencia, más dudas ofrecen los delanteros puros. El torneo de Borja Mayoral ha sido irregular, como su temporada cedido en el Levante, donde ha alternando titularidades y suplencias. El ‘9’, problema en la absoluta, no encontrará relevo en esta quinta.