Luis Enrique, éstos son los que tiran la puerta de la Sub-21

El éxito de la selección española en aquella etapa dorada que vivió el fútbol nacional con el Mundial y las Eurocopas fue el fruto de muchos años de trabajo de la Federación y desde entonces, el fútbol español se ha volcado en el desarrollo de las categorías inferiores con el fin de buscar más éxitos en el largo plazo.

Una filosofía que, pese a no haber dado ningún título a nivel absoluto todavía, si lo ha hecho en el filial, donde destaca una selección por encima de todas: la sub-21. La ‘Rojita’ ha ganado tres Eurocopas sub-21, confrimándose como la mejor cantera del continente desde que la absoluta se proclamase campeona del mundo en 2010.

Pasan los años, pasan los jugadores, pero los éxitos no cesan y tampoco la ilusión por ver a estos futbolistas dar el gran salto a la selección, como han hecho en la última convocatoria de Luis Enrique Bryan Gil, Pedri y Pedro Porro. Tres de los grandes baluartes de la fase clasificatoria del europeo que sus ya excompañeros han iniciado este miércoles con goleada.

Pese a estas ‘pérdidas’, el combinado de Luis de la Fuente sigue teniendo varios talentos que veremos más tarde que pronto con ‘los mayores’, muchos de ellos, titulares en Primera División que serían fijos en varias selecciones absolutas de países europeos.

Su proyección y su fútbol desde que salió del FC Barcelona no ha hecho más que crecer, gracias a su reconversión del lateral al extremo. Ahora es el dueño indiscutible de la banda izquierda del Getafe y de la sub-21 que, además, capitanea. Pese a haber sido llamado con la absoluta en la convocatoria anterior por la lesión de Gayá, Cucurella no llegó a debutar, pero el canterano azulgrana ya conoce el camino a recorrer.

El mago de la ‘Rojita’ tiene acento andaluz. El futbolista del Real Madrid, cedido en el Milan, aporta ese toque diferencial que solo tienen los futbolistas dotados con un don especial. Esta temporada en el conjunto rossonero está cogiendo muchos galones pese a tener solo 21 años y es otro de los culpables de que la orquesta milanista esté sonando tan bien este año. De hecho, los de San Siro, encantados con su rendimiento, ya trabajan para hacerse con los servicios de Brahim de manera permanente.

Otro de los hombres que destacan en la zona de tres cuartos de la selección es el de Villar. Su nombre puede no ser tan conocido en España, puesto que en 2020, a los 21 años, pasó de estar en Segunda con el Elche a fichar por la Roma, donde esta temporada se ha ganado un hueco en el once titular en el equipo italiano. Sin embargo, desde que ha llegado a la sub-21, su nombre ha comenzado a sonar con más fuerza a base de grandes actuaciones, como la firmada en el debut en el Europeo, con gol incluido.

El centrocampista vasco es otro de los futbolistas que tienen un futuro prometedor y bien lo saben en la Real Sociedad, donde esta temporada se ha hecho con un puesto en la medular txuri urdin a sus 22 años recién cumplidos. Zubimendi es uno de los jugadores con menos experiencia con la sub-21 pero poco parece que durará en la selección si su crecimiento continúa en el mismo ritmo.

Su calidad no se traduce en los minutos que tiene en el FC Barcelona tiene en su club o en la selección. Riqui es uno de los futbolistas que más ilusionan de cara al futuro del fútbol español, aportando siempre un esfuerzo inconmensurable tanto a la hora de presionar como en los apoyos en la creación del juego del que se beneficia todo el equipo. Su corta estatura (1,69 m) y su complexión delgada recuerda a los Xavi, Iniesta y Silva, que no necesitaron ser un portento físico para estar entre los mejores centrocampistas del mundo.

El defensor ha sido una de las grandes revelaciones de la temporada haciéndose un hueco como titular en el Barça, aprovechándose de las bajas en la zaga gracias a su versatilidad para jugar tanto en el lateral como en el centro. Esta ha sido su primera convocatoria con la ‘Rojita’ pero al azulgrana se le augura un futuro prometedor.