Modric-Griezmann, por el oro

Así es el fútbol: miles de análisis y conjeturas, de expertos y de neófitos, y pita el árbitro y no hay quien atine a explicar lo que ha ocurrido. Esto que pasa cada cierto tiempo ha sido costumbre en el Mundial. Por eso a Rusia llegaron los Cristiano, Messi y Neymar dispuestos a hacer historia y asegurarse una buena situación desde la que ganar el Balón de Oro y ahora, a las puertas de la final, con las grandes estrellas rumiando sus fracasos, aparecen Griezmann y Modric atreviéndose a reclamar el trono.

Modric, la brújula del Madrid y Croacia

Modric ha sido la brújula de un Real Madrid nuevamente campeón de la Champions. Como en las temporadas anteriores, ha guiado al equipo de Zidane en la construcción del juego y tampoco ha escatimado esfuerzos en defensa. Al tener un perfil tan diferente a Griezmann, sus méritos no son tan tangibles. Aun así, en 43 partidos dejó 2 dianas y 8 pases de gol. Su papel en Rusia, no obstante, ha sido muy valorado: ha liderado a Croacia hasta una final histórica, la primera para los croatas. Por el camino se ha llevado tres MVP’s (Nigeria y Argentina en grupos, y Rusia en cuartos), ha marcado 2 goles y dado 1 asistencia. Un colofón a su fenomenal campeonato y un buen final de año con su club podría darle el Balón de Oro, triunfo que no consiguieron jugadores de perfil parecido como Xavi o Iniesta.

Griezmann, rey de la Europa League y Francia

A estas alturas, se espera que la gran final del próximo domingo dicte sentencia. En ella puede Griezmann rubricar una gran temporada, de menos a más. Empezó irregular y tuvo que lamentar la caída de la Champions a la Europa League, pero en lo que cuenta, en 2018, se rehízo y con la llegada de Costa fue más decisivo que nunca. En la segunda competición europea mostró su superioridad, destacando además sobre el resto con un doblete en la noche decisiva de Lyon. Viajó al Mundial tras 29 goles y 15 asistencias en 49 partidos. En clave de selección, en Francia tenía competencia por el protagonismo: Mbappé, el culé Dembélé, Pogba… Pero ha ido dando un paso al frente, con 3 goles, 2 asistencias (uno de los líderes en esta faceta) y 1 MVP (en cuartos). Su candidatura es una de las alternativas más fuertes.