Morata reabre el debate del gol y obliga a Luis Enrique a tomar decisiones: ¿debe cambiar de delantero la selección?

Los datos del España – Suecia van más allá del resultado que mostraba el marcador de la Cartuja: 75% de posesión, un 86% de efectividad en el pase, 110 km recorridos… Con estos datos, se puede decir que la selección española que dirige Luis Enrique está en condiciones de decir que fue superior.

Todo ello es estéril al lado de la estadística de disparos y en concreto de disparos a puerta: 17 tiros, 5 entre los tres palos y 0 goles. Buena culpa de estos datos la tiene Álvaro Morata. Es duro para un jugador como él, que ya había mostrado en el pasado que la presión no le ayuda y mucho menos escuchar el ‘runrun‘ de la grada. Y es que los 12.517 espectadores que fueron a la Cartuja se dividieron: pitos cuando fallaba, y aplausos al momento cuando así lo pedía Luis Enrique.

Todos sus compañeros se volcaron con Morata después, pero la realidad es muy tozuda: en los cinco partidos que ha disputado en 2021 no ha marcado ningún gol. Por mucho cariño que se le dé, cuando Luis Enrique le eligió por delante de Gerard Moreno (máximo goleador español esta temporada) es porque confía en él, y porque cree que puede marcar.

Pero tuvo varias ocasiones demasiado claras que no transformó. A Robin Olsen, portero suplente del Everton este año, le convirtió en Guante de Oro durante los 65 minutos que estuvo en el campo gracias a que le tiró todo lo que tuvo al muñeco y lo que no, como una ocasión clarísima a la media hora, la mandó fuera.

Es un clamor: ¿Debe cambiar Luis Enrique cambiará a Morata para el próximo partido? Después del partido, el seleccionador no se mojaba… pero no lo decartaba. “A mi me gusta potenciar a los jugadores, sobre todo cuando sufren. Lo fácil es decirle ‘vamos, sal fuera’. Pero es un debate que tendré con mi staff. Morata es un jugador que me aporta mucho y da mucho. A lo largo de esta semana veremos, será por delanteros. Ya lo veremos el sábado”, señaló a las radios.

En cambio, en el ratio ocasiones-minutos, Gerard Moreno tuvo cuatro muy claras (especialmente dos) en los apenas 20 minutos que estuvo en el campo. Según el seleccionador, puede ser una solución ponerles juntos, pero en el Villarreal es un ‘9’ puro y no un extremo a banda como, según explicó el técnico, podrían conjuntarles ambos.

La comparativa es inevitable, y numéricamente sale ganando Moreno: 30 goles por 17 de Morata en la temporada 2020/21, en sólo 6 partidos más. Otro asunto son los imponderables del fútbol, como la presión o la capacidad para romper las líneas defensivas rivales, en los que (y esto es opinable) posiblemente el resultado sea el mismo.

El debate está en la calle y las decisiones serán de Luis Enrique. La Polonia de Lewandowski no será un rival tan dócil de cara a gol como Suecia y no hay mucho margen ya para volver a fallar.