Ocho semanas sin el ángel Casillas

Los jugadores tienen sus tics de seguridad. En los tacos, en la carrera, en el pase, en el golpeo, en el regate, en la colocación… Son refugios, mecanismos de trabajo automatizados cuya corrección a destiempo puede convertirse en una trampa mortal. Eso le ha ocurrido a Iker Casillas. El cuerpo técnico le ha pedido que arriesgue en las salidas de los saques de esquina. Una indicación que terminado siendo catastrófica para el portero del Madrid y de la Selección española. En el partido de vuelta de la Copa del Rey frente al Valencia, Casillas abandonó la línea de gol en dos ocasiones para buscar el balón.

En la primera cazó la nada y en la segunda se topó de manera fortuita con su compañero Arbeloa. Éste en su intento de despejar el balón se encontró con la mano izquierda del portero. Sonó un chasquido. Y se hizo un silencio en el área mientras Casillas era atendido por el médico. Había dolor, incompatible para seguir jugando. La posterior placa corroboró el mal presagio. Fractura. Y ocho semanas hacer guantes oficiales. No se lesionaba desde el 2004 y ahora se abría un paréntesis de dos meses, en lo que su equipo se juega buenas opciones tanto en la Copa del Rey como en la Liga de Campeones y donde España tiene que medirse a Finlandia y a Francia, en París, a finales de marzo.

Una baja muy importante. ¿Y cómo puede afectar a las dos porterías? A primera vista, tanto Víctor Valdés como Pepe Reina son dos seguros de vida. Ambos están llamados a formar parte de la expedición que disputará el amistoso en Catar ante Uruguay a primeros de febrero. Más complicado es el escenario para su equipo. Está Adán como segundo portero, pero no está muy placeado. Pero esta baja física conlleva otras connotaciones. Casillas representa otras cosas para el equipo, sobre todo para la Selección donde goza del respeto del cuerpo técnico y de sus compañeros. Eso se llama carisma. Es el guía para cada nuevo internacional que entra a formar parte de un equipo campeón del Mundo y de Europa. Es la referencia.

Por lo tanto, veremos si el clavo que le colocarán el sábado en la operación soldará rápido y se cumplirán los plazos de recuperación. Sería una buena noticia para el Madrid y para la Selección porque ambos equipos no conciben sus onces sin el ángel.

gracias: laenergiadelaroja