Pedri, el hijo dos hosteleros canarios que pasó de Segunda a la Selección en ocho meses

El fútbol español sigue cosechando talento en sus categorías inferiores y la recogida de esos frutos no cesa. El último en sumarse a la lista de grandes promesas de la selección española es uno de los nombres de moda de esta temporada en LaLiga: Pedri González. Con 18 años y apenas unos meses de rodaje en Primera División, el canario ya ha recibido su primera llamada con el combinado nacional.

Natural de Tegueste, un municipio de Santa Cruz de Tenerife de unos 12.000 habitantes, donde sus padres, María Rosario y Fernando le criaron en la filosofía de la humildad y del esfuerzo. “De chiquitito me enseñaron que a base de trabajo se consigue todo y esto es lo que haré en el Barça“, aseguró en su presentación como jugador culé.

Sus progenitores son dueños de un humilde bar de carretera en el que sirven comida típica de las Islas Canarias, al que acuden varios surfistas en camino a las zonas de Bajamar o Puerto Hidalgo. Su padre, Fernando, en barra y sala, mientras que su madre María Rosario y su abuela paterna Candelaria, se encargan de la cocina ofreciendo comida “casera de verdad” como ellas mismas aseguran.

Además, el azul y grana corre en sus venas ya que fue su abuelo por parte de padre el que fundó la peña barcelonista de Tenerife en 1994, después de aquellas ligas del Dream Team, como explicó Fernando en una entrevista en La Vanguardia. Además, contó que desde los 4 años, cuando empezó a jugar en los prebenjamines de Tegueste, ya sabía qué era tener que competir contra rivales más mayores. Una de las claves de su facilidad para evolucionar en el fútbol profesional.

Hace un año se encontraba jugando con Las Palmas y a día de hoy es uno de los indiscutibles de Koeman en el once del FC Barcelona y una de las claves del renacer futbolístico del equipo azulgrana. Esta temporada lleva jugados ya 40 partidos con los culés, partiendo como titular un 69% de las veces y habiendo jugado el 71% del total de minutos. Y recordamos, cumplió 18 años en noviembre.

Una apuesta de futuro en la que el Barça parece haber acertado de lleno, que firmó en 2019 y en la que han sabido temporizar adecuadamente para favorecer el desarrollo del jugador. Pedri se quedó una temporada más en Las Palmas después de llegar a un acuerdo con los azulgranas con 16 años para seguir curtiéndose en Segunda antes de dar el salto a la élite.

Con los amarillos, disputó prácticamente todos los encuentros en LaLiga Smartbank, salvo aquellos en los que fue llamado por los equipos inferiores de la selección, donde ha ido escalando categorías de forma trepidante. De hecho, desde su debut con la sub-17 hasta su llegada a la absoluta, tan solo ha transcurrido un año y medio.

Tras fichar por el Barça, su nombre se dio a conocer y más de uno ya tenía un ojo puesto en los detalles de calidad que dejaba el ’28’ de Las Palmas, pero nadie imaginó que estos se multiplicarían en su llegada a LaLiga. Pedri ha mostrado una madurez irreconocible para un futbolista de su edad, confirmando de nuevo que en el deporte esto queda solo en un número.

Además, bajo la tutela de Koeman ha sabido adaptarse a una nueva posición ofreciendo un rendimiento extraordinario. Con el neerlandés comenzó jugando en la zona de tres cuartos, tanto en banda izquierda como en la media punta con el sistema de 4-2-3-1 que intentó implantar.

Sin embargo, conforme ha ido desarrollándose la temporada, Pedri ha pasado a tener un rol más creativo formando en la medular con De Jong y Busquets, cuyo trabajo defensivo le da más libertad para moverse entre líneas, pero sin sacrificar las labores en la retaguardia. De hecho, en el partido contra el PSG el canario fue el jugador que más balones recuperó para los azulgranas.

A los más esperanzados de Barcelona ya les recuerda a otro jugador que se desempeñaba en esa zona libre, de personalidad discreta y con un talento descomunal: Andrés Iniesta. Sin duda, el canario tiene un largo camino por recorrer, pero hasta el de Fuentealbilla se ha rendido a su calidad. “Estoy seguro de que tiene un grandísimo futuro en el Barça“, afirmó.