Soldado, nuevo ídolo en White Hart Line

Roberto Soldado sabe sobradamente lo que es hacer las maletas para buscarse la vida. Su cuajada personalidad le ha servido para salir del Real Madrid o para olvidarse del Valencia cuando en este último equipo era la principal referencia.

soldado

Este año cambió libras por euros. La Premier antes que la Liga. Una aventura en un equipo como el Tottenham, siempre a la sombra de los colosos ingleses, que pelea por buscar su sitio en la Liga de Campeones. Además, Soldado fue fichado para convertirse en uno de los faros de la plantilla porque en el club asumían la marcha de Bale.

Pues lo cierto es que Soldado ha entrado en White Hart Line por la puerta grande. Dos goles en dos partidos de Liga con un valor de seis puntos más otro gol en la previa de la Europa League para dejarla casi sentenciada. Mejor tarjeta de presentación imposible en una competición donde abundan los buenos delanteros.

Además, Roberto sigue peleando para entrar en los planes de Vicente del Bosque en el mundial de Brasil. Él y otros tres delanteros (Torres, Llorente y Negredo) pelean por una o dos plazas en competencia con Villa o con el nueve mentiroso. Soldado ha tomado cierta ventaja, mientras Negredo, que ayer hizo un gol, tiene que ganarse la titularidad en el City. Torres juega hoy y Llorente es suplente en el Juventus.

gracias: laenergiadelaroja