Tagged: balotelli

Cuando los porteros son protagonistas es generalmente porque las defensas no han estado muy acertadas. Son jugadores diferentes y su posición en el campo les hace ser aún más especiales. Siempre ven el fútbol de cara y ven mejor que nadie los defectos de sus compañeros. Sin embargo, sobre ellos recae la mayor de las responsabilidades: evitar el gol.

Están permanente expuestos al fusilamiento y al bombardeo, con el beneplácito o el encomio de la defensa de turno, pero siempre hay una jugada en la que se ve sólo ante el peligro. Es el penalti. Los once metros. El yo contra ti. Y el tú contra mi. Siempre se ha dicho que cuando se falla uno es más demérito del delantero que acierto del guardameta. Cuestión de gustos.

balotelli

Pese a la crueldad de la jugada, los porteros porfían con ella. Sin ir más lejos, hasta la llegada de Valdés a la Selección, Casillas y Pepe Reina se jugaban el aperitivo diario a tres lanzamientos. Era una manera de sentir la felicidad de chutar y anotar un gol, algo casi prohibitivo para ellos. Algunos como Chilavert o Toni Prats tenían galones.

Pero lo más importante para ellos es saber afrontar un lanzamiento. No hay un cliché definido ya que intervienen demasiados factores como el cansancio, la confianza, la intuición, el nerviosismo, el miedo… Los porteros cada vez cuentan con más información sobre los lanzadores. Un buen ejemplo es Pepe Reina, un estudioso de este arte. En el Mundial de Sudáfrica le dijo a Casillas por dónde le tiraría el lanzamiento Cardozo. Y acertó.

Y ayer, acabó con un récord, nada menos que en manos de Mario Balotelli. El delantero del Milán llevaba 26 penaltis marcados de manera consecutiva y no había errado ninguno desde el año 2005. Cuatro con Italia, seis con el Inter, siete con Milán y nueve con el Manchester City. “Es un juego mental entre el portero y yo”, confesó a ‘Daily Mirror’ el futbolista, que establece incluso un momento en el que es él quien gana esa batalla psicológica contra los guardametas. “Sé cómo controlar mi mente y cuando el portero se mueve delante de mí significa que en este juego de la mente ha perdido“, se jacta.

En la última jornada de Liga, su Milan se encontró con el Nápoles de Reina. Y hubo un penalti. Y lo lanzó Balotelli. Y Reina se lanzó a su derecha. Y Pepe sacó la mano con firmeza. Y el balón no entró en la portería. Y se rompió la racha.

Foto @ Carmelo Rubio

gracias: laenergiadelaroja