“El ADN y la pasión por el fútbol están presentes en Marruecos”

¿En qué momento está la candidatura de Marruecos para el Mundial 2026?

Hemos superado el examen del grupo de evaluación de la FIFA y no esperamos disgustos en el Consejo del día 10. Estamos seguros de que Marruecos estará en la votación del día 13 en la que se elegirá el país sede del Mundial. Lo contrario sería algo inesperado y una sorpresa desagradable.

¿Qué ofrece Marruecos?

El ADN del fútbol y su pasión están en Marruecos. Ofrecemos una Copa del Mundo diferente, segura, responsable e inclusiva. Un Mundial accesible para todo el mundo, sobre todo para los aficionados, y un Mundial que tendería un puente entre África y Europa. Entre nuestro país y las principales capitales de Europa hay muy pocas horas de avión.

El grupo de evaluación de la FIFA, el famoso Task Force, les da una puntuación más baja en seguridad que la de Estados Unidos…

Marruecos es uno de los países más seguros del mundo y así está reconocido en todos los organismos. No hemos entendido esta puntuación. Tampoco quiero compararme con los otros candidatos, pero desde luego puedo afirmar que Marruecos es un país tanto o más seguro que Estados Unidos o México. El grupo de evaluación ha fallado en esto.

El Task Force también cuestiona la capacidad de Marruecos para construir las infraestructuras y los estadios necesarios para el Mundial, ¿qué opina al respecto?

Lo que puedo decir es que cumpliremos nuestros compromisos. Todas las sedes del Mundial se encuentran en un radio de menos de seiscientos kilómetros desde Rabat, conectadas por tren o carretera, además de los aeropuertos. Y haremos un AVE, el primero de África, para unir Tánger y Casablanca. Después de la Copa del Mundo las mejoras del país serán importantes y útiles para la población. El Mundial debe ser un motor para el progreso.

¿Cree que la FIFA prefiere llevar el Mundial a las grandes potencias?

No sé si ese es el objetivo, pero lo que está claro es que si los grandes eventos deportivos, como la Copa del Mundo de fútbol o los Juegos Olímpicos, acaban siempre en las grandes potencias no se cumplirá uno de los objetivos del deporte, de su espíritu, que es usarlo como una herramienta de integración y progreso.

¿Qué ventajas tiene Marruecos frente a la oferta conjunta de Estados Unidos, México y Canadá?

No me gusta hablar de los rivales, pero ellos tienen tres monedas, tres fronteras, tres idiomas… Marruecos ofrece un Mundial unitario, cómodo para los aficionados y las selecciones, con pasión por el fútbol, divertido y distinto. Nosotros haríamos del Mundial lo más importante para el país, y todo el pueblo marroquí, sin excepción, participaría de la fiesta con emoción y solidaridad. Esto también es muy importante.

¿Han tenido ocasión de explicar su proyecto a la FIFA?

Sí que lo hemos hecho, y creo que hemos avanzado. Lo que le pedimos a la FIFA es que nos deje presentar nuestro sueño a toda la familia del fútbol, y que luego se vote y gane el mejor. No nos ha gustado, por ejemplo, que la Confederación Sudamericana haya desestimado nuestro ofrecimiento para escuchar nuestro proyecto. Han decidido votar en bloque a la otra candidatura sin tan siquiera escucharnos y esto nos entristece. Pero sabemos que en este tipo de elecciones siempre hay políticas y consignas.

Esta será la quinta vez que Marruecos acuda a pedir un Mundial. ¿Tienen esperanzas de conseguirlo por fin?

Sí, precisamente esta insistencia es la prueba de nuestra voluntad. Llevábamos una buena oferta, muy atractiva, y queremos conseguirlo. Estados Unidos organizó ya un Mundial en 1994, México ha organizado dos y Canadá ha recibido recientemente la Copa del Mundo femenina… África sólo ha tenido un Mundial, en Sudáfrica en 2010, y no quiero pensar que fue como una excepción que confirma una regla. Quiero pensar que el fútbol está abierto a todos los países del mundo, porque siempre se ha dicho que el fútbol es patrimonio de toda la humanidad. Marruecos merece por fin tener su oportunidad.

Marruecos ha presentado una propuesta de doce estadios repartidos en doce ciudades para cubrir el primer Mundial de 48 países. ¿Cómo está proyectado?

Tendremos estadios con 96.000 espectadores, como el de Casablanca, y de 45.000, como el de Oujda. Serán estadios modulares, de modo que se adaptarán a los equipos locales una vez que acabe la Copa del Mundo. Tenemos cinco estadios que sólo necesitan una adaptación, cuatro para remodelación y tres más que serán de nueva construcción. En Marruecos se ha celebrado ya un Mundial de Clubes y una Copa de África y hemos demostrado que los estadios no serán un problema. Nuestro proyecto es sólido.

¿Cree que pueden ganar el Mundial?

No es fácil, pero no es imposible. Tenemos ilusión.