El deporte cierra filas con Boston

La noticia de las explosiones en la línea de meta del maratón de Boston encogió el corazón del deporte. El atentado indiscriminado contra deportistas, en su mayoría anónimos, encontró una respuesta contundente en la sociedad. Las muestras de apoyo y de solidaridad se multiplicaron a traves de las redes sociales y de los medios de comunicación con el fin de poner el hombro en una situación tan delicada.

Así es el deporte. Un crisol de culturas y etnias que se une con más fuerza ante una advesidad de este calibre. Inocentes han pagado con su vida por el mero hecho de participar o compartir el esfuerzo, el sacrificio y la ilusión que supone completar un maratón, la prueba mas exigente del atletismo.El dolor de todas las familias afectadas en un dolor que comparte todo el deporte en sus distintas aristas.

Pese al daño que se ha causado con este atentado, el deporte tiene una raíces tan robustas que quiénes buscan el sufrimiento individual y colectivo con este tipo de acciones lo único que encontrará una piña humana y cívica.

gracias: laenergiadelaroja