El método y la locura

Brasil y México se miden esta tarde (16:00 horas, Cuatro, en el Samara Arena) buscando un lugar en los cuartos de final (sigue el partido en directo en As.com). Una frontera que para Brasil es una obligación y para México un reto. Se enfrentarán dos equipos que tratarán de llevar el partido a su terreno. Los brasileños buscarán un partido controlado, académico y de cocción lenta. Por su parte, los de el ‘Tri’ son conscientes de que sus opciones pasan por un partido de extremos, descarado y ofensivo. Los de Osorio ya han demostrado que son capaces de lo mejor y de lo peor. Imprevisibles que igual ganan a Alemania y pierden ante Suecia.

Lo de México es un dilema que oscila entre la puerta grande o la enfermería. Por contra, Brasil sigue creciendo y a cada partido que pasa ofrece alguna cosa nueva. Neymar se va poniendo a tono mientras que el grupo va cogiendo confianza. El hecho de no cruzarse con Alemania tras el Mineirazo de hace cuatro años ha liberado mentalmente a los brasileños que históricamente en los Mundiales siempre ha superado a los mexicanos, que jamás le han marcado un gol a los de la canarinha. De hecho, de los 23 seleccionados de Osorio, sólo un jugador, el defensa Hugo Ayala, ha batido a Alisson… en la Libertadores del 2015.

No obstante, en categorías inferiores, Copa Confederaciones, y en Juegos Olímpicos, México le ha dado más de un disgusto a los gigantes brasileños. A ese espíritu apelará el grupo de Osorio que no podrá contar con el central Héctor Moreno, sancionado por acumulación de tarjetas.

En Brasil, Marcelo no llega a tiempo para el partido a causa de sus problemas de espalda y su puesto lo ocupará Filipe Luis.

El resto del equipo, será el habitual de Tite, que tras la eliminación de España, Alemania y Argentina ve cómo el camino se despeja en su carrera en pos de la sexta estrella. Pero con México en frente uno nunca sabe a que atenerse.