España no juega contra Marruecos desde 1961

Cábalas. A España le basta con sumar un punto esta noche para sellar su pase a los octavos de final, aunque lo más probable es que, incluso perdiendo, se clasifique. De hecho, sólo hay dos escenarios en los que La Roja quedaría hoy eliminada. El primero de ellos pasa por que Irán y Portugal empaten y España pierda contra Marruecos por más de un gol de diferencia (también podría quedar fuera perdiendo exactamente por un gol, pero sólo si los iranies empatan a cuatro o más tantos contra los lusos).

Otra posibilidad. El segundo escenario en el que España quedaría eliminada esta noche pasa por que pierdan los dos grandes favoritos del grupo (España contra Marruecos y Portugal contra Irán), siendo la derrota de España más amplia que la de Portugal. Si ambos perdieran por idéntica diferencia de goles, pasaría el que haya marcado más goles esta noche y, en caso de persistir el empate, el que haya recibido menos tarjetas (de momento hay ventaja para España, que sólo tiene un amonestado por dos de Portugal). El último recurso sería un sorteo para decidir el segundo y el tercer puesto del grupo.

Sorteo. Llegado el caso, no sería el primer sorteo de este tipo en una Copa del Mundo. En Italia 1990 fue necesario recurrir al azar para determinar la segunda y la tercera posición del grupo F, habida cuenta que la República de Irlanda y Holanda habían terminado empatadas a todo y aún no se utilizaban las tarjetas amarillas como criterio de desempate.

Segunda. España no supera la fase de grupos de la Copa del Mundo como segunda clasificada desde 1994. En 1998 y en 2014 fue tercera, mientras que en 2002, 2006 y 2010 fue primera. En los últimos cinco Mundiales sólo un segundo de grupo llegó a la gran final (Francia en 2006). El último campeón del mundo que no fue primero de su grupo fue Italia en 1982.

Precedentes. España jugará contra Marruecos por tercera vez en su historia. Los dos primeros duelos datan de noviembre de 1961 y fueron partidos de clasificación para la Copa del Mundo de 1962. El primero se disputó en Casablanca y terminó con victoria española por 0-1, gracias a un gol de Del Sol. El segundo se jugó once días más tarde en el Bernabéu y acabó 3-2, con goles de Marcelino, Di Stéfano y Collar para los locales y de Riahi y Ben Barek para los africanos.

Ante africanos. Marruecos será, a partir de hoy, la segunda selección africana a la que más veces (tres) se haya enfrentado España, sólo por detrás de Sudáfrica (cuatro). El balance global de la Selección contra rivales africanos es de doce victorias, cero empates, dos derrotas, 31 goles a favor y 14 en contra en 14 enfrentamientos.

Derrotas. Las dos únicas selecciones africanas que han logrado derrotar a España son Nigeria (3-2, en la fase de grupos de la Copa del Mundo de 1998) y Sudáfrica (1-0, en un partido amistoso disputado en el Soccer City de Johanesburgo en noviembre del año 2013).

Gran racha. España lleva 22 partidos consecutivos sin perder desde la derrota contra Italia en los octavos de final de la Euro 2016. Es la mejor racha vigente de cualquier selección del mundo, por delante de Bélgica (que lleva 21 seguidos) y de Dinamarca (que lleva 17 seguidos).

Histórico. Diego Costa ha marcado en las dos primeras jornadas de la fase de grupos y hoy podría pasar a la historia como el segundo jugador español que anota en todos los partidos de la primera fase de la Copa del Mundo, tras Telmo Zarra que lo logró en 1950 (anotando contra Estados Unidos, Chile e Inglaterra).

Horizonte. Un gol más elevaría la cuenta del hispano-brasileño a cuatro dianas en Rusia 2018. Sólo hay cinco futbolistas españoles que hayan anotado cuatro (o más) goles en una Copa del Mundo: Basora (cuatro en 1950), Zarra (cuatro en 1950), Butragueño (cinco en 1986), Míchel (cuatro en 1990) y Villa (cinco en 2010).

Tras Iker. Sergio Ramos superará hoy a Iker Casillas como jugador español con más partidos en grandes torneos (Copa del Mundo, Eurocopa y Copa Confederaciones), ya que, de momento, están empatados a 38. Casillas ha jugado 17 partidos en Mundiales, 14 en Euros y siete en Confederaciones, mientras que el central de Camas ha jugado 15 en Mundiales, 15 en Euros y ocho en Confederaciones.