Esperando a Puyol

Carles Puyol es un futbolista distinto. Esencial para el actual grupo de jugadores que integran la selección española. ¿Por qué? El defensa del FC Barcelona se ha convertido en un líder silencioso, en una especia de patriarca gitano al que todos escuchan sin rechistar. Un estatus que se ha ganado con el paso de los años. Ni un escándalo ni una salida de tono. Todo entrega y entusiasmo.

Un papel que también le reconoce el cuerpo técnico. De hecho, la idea de Del Bosque es esperarle hasta el último minuto siempre y cuando se cumplan una serie de condicionantes. El primero es que acumule un mínimo de partidos para valorar su estado de forma. No tienen que ser muchos, pero precisa coger ritmo y casi descartar las molestias porque es un lujo emplear una ficha para un jugador que no está en plenas condiciones.

Puyol3

 

De momento, Puyol ha comenzado a jugar pero no con la continuidad que esperaba. Le está costando más de lo esperado encadenar una serie de minutos y entrar así en una dinámica ganadora. Además, el Tata Martino le está moviendo de posiciones y alternando la titularidad con el banquillo e incluso con la grada.

La mejor noticia para el azulgrana es que su bono sigue intacto con la Selección. Y Puyol está dispuesto a dejarse la piel para llegar en condiciones al Mundial de Brasil. Todo está hablado y sólo falta que cuadren las estrategias. Tiempo hay.


gracias: laenergiadelaroja