Infantino cambia de rumbo

Gianni Infantino salió al paso en su discurso del Congreso de la FIFA de las noticias que confirman que su organización se está encontrando muchas trabas para llevar a cabo el proyecto de un Mundial bienal: “La FIFA debe organizar competiciones internacionales propias. Son un impulsor del desarrollo. Ha llegado el momento de centrarnos en el futuro del fútbol y de las competiciones. Para todos. Así que aclaro algo del Mundial bienal. La FIFA no ha propuesto un Mundial bienal”.

Y continuó. “En el último congreso el 88% de las federaciones votaron a favor de estudiar la viabilidad del proyecto. La FIFA se puso a analizarla y llegó a ver que es viable. Pero una vez certificado esto, arranca la siguiente fase. La de consultas y debates. Además de confederaciones, tenemos la vista puesta en clubes, jugadores, ligas… Todo feedback es bueno. En el fútbol siempre sale el sol. Así que les pedimos que contribuyan a construir el futuro del fútbol”.

Después, en la rueda de prensa, ahondó más en el asunto. “El calendario internacional, el actual, finaliza en 2024. Hemos estado a la demanda de nuestro Congreso. Hemos visto que el Mundial cada dos años es viable y positivo para una gran parte. Pero también existe una gran oposición. En ese contexto tienen que arrancan los debates. Es importante hacer intercambios y enseñar al mundo que hay que hacer cosas por el fútbol, ya sea un Mundial bienal, trienal, tenemos también la Copa Confederaciones que hacíamos antes… Estamos valorando las diferentes opciones. Le dedicaremos el tiempo que precise. Lo que sí queremos que ocurra es que esto surta efecto sobre el fútbol mundial. Llevará el tiempo que lleve. Alguien hace tiempo decidió que el Mundial debía ser cada cuatro años, pero los tiempos cambian”.

En un tono pacificador y abierto, Infantino habló de su labor en estos momentos en la búsqueda de un calendario que agrade a todos: “La FIFA ha pasado de ser tóxica a merecer confianza. Cada federación recibirá 8 millones en cuatro años que va dirigido a proyectos de solidaridad y desarrollo. El dinero de FIFA ya no se evapora. Tres cuartos de las federaciones dependen de la FIFA. Estos ingresos se generan gracias al Mundial, principalmente”.

Además, el presidente de FIFA se lamentó del momento difícil que se vive en el mundo: “Ahora que vemos la final del túnel de la pandemia, que llega el Mundial, ahora de repente nos viene una guerra y el miedo de que surja un conflicto a escala mundial. Vivimos en un mundo dividido. Creo en el poder del fútbol, pero no puede resolver todos los problemas”.

Se presenta a la reelección

Gianni Infantino también confirmó que se presentará a la reelección para ser presidente. Será en el Congreso del próximo año cuando se decida al nuevo líder de la FIFA. Infantino aspira a su tercer mandato, después de haber sido ya reelegido anteriormente para este en el que ahora mismo se encuentra.