La Mannschaft ensaya ante Arabia Saudí sin Özil ni Boateng

Arabia Saudí es el sparring elegido por la Mannschaft antes de emprender su viaje a tierras rusas. Una semana después de caer en el primer amistoso de la campeona del mundo ante Austria (1-2), los pupilos de Joachim Löw se darán cita esta tarde en Leverkusen con el combinado dirigido por el ex seleccionador de Chile, Juan Antonio Pizzi.

El objetivo del duelo en el BayArena está claro: resolver las dudas que generó la derrota ante los de Franco Foda y enfocar el reto de defender título en Rusia con la máxima confianza posible. Perder está prohibido.

Por ello, Löw esta vez evitará cualquier tipo de experimentos y saltará al césped con el once de gala, eso sí, sin poder contar aún con Jerome Boateng ni con Özil. Mientras el central del Bayern apura su recuperación tras sufrir un desgarro muscular en la ida de las semifinales de Champions ante el Real Madrid, el centrocampista del Arsenal ha hecho saltar las alarmas dentro y, sobre todo fuera del cuadro teutón.

Lleva algunos días sin ejercitarse con sus compañeros debido a una contusión en la rodilla y algunos medios germanos incluso pusieron en duda su participación en el Mundial, pero lo cierto es que no corre ningún tipo de peligro. Löw no correrá ningún riesgo con una de sus piezas más importantes y prescindirá de él ante Arabia Saudí, baja que seguramente sea cubierta por la perla del PSG, Julian Draxler, capitán de la mini Mannschaft en la conquista de la Confecup un año atrás.

“Recibió un golpe ante Austria y su rodilla se hinchó. No correremos ningún riesgo“, fueron las palabras de Löw en cuanto al estado de Özil. Cuestionado por la participación del astro gunner en el primer partido del grupo F ante México (17 de junio), el seleccionador germano fue tajante: “No corre peligro de perderse el partido ante México“, sentenció. Su vuelta a los entrenamientos está prevista para la semana que viene, cuando la Mannschaft ya se encuentre en Rusia.