Las vacunas de Sergio se quedan sin efecto

Los jugadores tambien manejan un vocabulario particular y lo ha enriquecido dando un nuevo significado a las palabras. Una de ellas es ‘vacunar’, que la emplean cuando marcan un gol a un portero rival. ‘¿Maenpaa? A ése ya lo he vacunado yo. ¿Lloris? A ése también’. Esta conversación sería posible llevarla a cabo con Sergio Ramos después de los dos últimos partidos oficiales con España camino del Mundial de Brasil.

El central del Real Madrid ya marcó el único gol de la selección ante Francia en el Vicente Calderón y repitió en el partido ante Finlandia. Los dos tantos similares, en acciones a balón parado, en la que Ramos es un consumado especialista. Le ganó la acción a su par para romper el cerrojazo que planteó la selección nórdica.

_1RS5546

Un tanto que le sirve para celebrar su partido número cien con la selección, un hito ya que nadie había alcanzado ese punto numérico con tan sólo 26 años. La mala noticia fue que España no pasó del empate ante Finlandia y se complica el primer puesto del grupo a la espera del enfrentamiento del próximo martes ante Francia en Saint Denis.

La selección dio un paso atrás en un partido que no mereció perder pero en el que tampoco hizo muchos méritos. Ni el planteamiento inicial y luego la rueda de cambios hicieron el efecto esperado para sumar tres puntos importantísimos para España.

Vicente del Bosque se convirtió ante Finlandia en el entrenador que más partidos ha dirigido a la selección con 69, pero no lo recordará con excesivo entusiasmo. Su equipo no jugó bien y volvió a cometer el mismo error que en el último encuentro. Un despiste en el costado derecho les costó los tres puntos. Y ya van demasiados errores.

Foto @ Carmelo Rubio

gracias: laenergiadelaroja