Los ‘tupperwares’ de Cesc

Cesc Fábregas recibió hace diez años una llamada muy tentadora desde Londres. El Arsenal se había interesado por un chaval de dieciséis años que formaba parte de un prometedor grupo de chavales que jugaban en La Masía, la cantera del Barcelona. Como era menor de edad tenía que contar con la aprobación de los padres. Y así fue. Cesc hizo las maletas y se instaló en la capital inglesa, apoyado por su familia.

Fue un cambio de vida radical. De repente se vio desprendido de sus raíces. Cambiaba una gran ciudad por otra más grande. Por entonces, se sintió algo desprotegido pese a contar con el calor de la familia y con todo el apoyo que le dispensó el club por ser menor de edad. No fue sencillo el periodo de adaptación a las costumbres y hábitos de un enclave muy diferente de donde venía. Tampoco estaban los abuelos, Alex e Isabel, con los que tanto tiempo había pasado, uno de esos apoyos emocionales que lo son todo en la vida de un futbolista.

Cesc1

Pero si algo llevaba mal Cesc de la distancia era la comida. Los ‘fish&chips’ poco tenían que ver con los guisos de la abuela. Por eso cuando su madre se desplazaba hasta Londres para hacer una visita a su hijo no entraba en casa si en el equipaje no iba la comida de la abuela Isabel.

Cesc reconoce que era uno de los momentos mágicos del día. Descubrir el contenido de los tupperwares era todo un ritual. Lo que no se comía ipso facto iba destinado, por supuesto, al congelador para ir tirando de las reservas hasta la llegada de un nuevo envío. La cuchara y las sopas bien guisadas de la abuela fueron el complemento ideal para aclimatar a un niño que hoy, de regreso a Barcelona, sigue sin perder los buenos hábitos, aunque ahora ha cambiado el paladar y se derrite por la comida japonesa.

Fuerzas va a necesitar Cesc si mañana es titular en el partido frente al Milán, donde el Barcelona tiene que remontar dos goles de desventaja en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. No tiene garantizada la titularidad pero es uno de los candidatos a hacer de nueve falso ante los italianos.

gracias: laenergiadelaroja


Tagged: ,