Lukaku contra el muro

La eterna aspirante escribirá esta tarde en el Otkrytie Arena de Moscú el segundo capítulo de su aventura en el Mundial. Que la historia continúe de manera amena o se convierta inesperadamente en una novela de suspense depende de que la Bélgica de Roberto Martínez no pinche ante la a priori débil Túnez (sigue el partido en directo en As.com). Tras ser uno de los equipos más solventes de la primera jornada (venció a Panamá por 0-3) Bélgica buscará hoy un triunfo que la deje virtualmente clasificada para los octavos de final. Con Lukaku en un momento de forma espectacular, el apetito de Mertens, la seguridad de Courtois y la clase y velocidad de Hazard y De Bruyne, los belgas no deberían pasar muchos apuros ante los tunecinos, aunque visto lo visto hasta ahora en Rusia, las sorpresas están dejando de ser noticia.

Por su parte, los tunecinos necesitan rascar algo positivo como agua en el desierto. Una derrota les dejaría con muy pocas opciones, o ninguna si Inglaterra puntúa en el otro encuentro del grupo, de pasar a los octavos. Los de Maaloul demostraron ante los ingleses que no son un equipo que vino a Rusia para hacer turismo pero el infortunio se topó con ellos. Solo un gol de Kane en el descuento les privó de sumarse al club de las sorpresas que forman Suiza, México, Islandia y Japón. Ante el potencial de ataque de los belgas, Túnez planteará el mismo partido que ante los británicos; líneas muy juntas atrás, repliege rápido tras pérdida, transiciones veloces para salir al contraataque y, por supuesto, explotar el balón parado.