Tagged: ochotorena

Los últimos meses de la pasada temporada se convirtieron en un Tourmalet para Iker Casillas. El capitán del Real Madrid había perdido todo tipo de comunicación con el preparador de porteros a las órdenes de José Mourinho, Silvino Louro, y los entrenamientos se habían convertido en una especie de mero pasatiempo porque el entrenador no contaba con él para jugar. Esta fase le pasó factura. Perdió confianza, concentración y parte de autoestima pese a su condición de futbolista veterano.

Casillas

Así se lo encontró José Manuel Ochotorena, el responsable de la preparación de guardametas de la Selección española, en la víspera de la disputa de la Copa Confederaciones. Casillas acusó la guerra fría en su club y quedó reducido a un portero juvenil. Un reencuentro que le sirvió a Casillas para comenzar a enderezar el rumbo. El primer paso fue recuperar la sonrisa y el habla en los entrenamientos, herramientas vitales para el día a día. Nunca había visto Ochotorena a Iker en esas condiciones y hace muchos años que se conocen. Hablaron mucho y se confesaron mutuamente. Esa familiaridad impulsó una recuperación que hoy es una realidad. Lo certificó en el primer compromiso serio de la temporada, casualmente contra el Chelsea que ahora entrena José Mourinho. Hizo tres intervenciones de mucho mérito que le deben servir al capitán para cerrar un herida que ha sangrado más de a cuenta.

Ahora, la próxima semana Iker y Ochotorena se verán las caras en el amistoso ante Ecuador y entonces la situación no será la misma. Iker sigue llevando el uno en el Real Madrid y en la Selección por simples méritos. Ya se sabe que de los buenos futbolistas no conviene dudar.

gracias: laenergiadelaroja