Horario y dónde televisan el España vs Marruecos del Mundial de Rusia 2018

20MINUTOS.ES

  • Los africanos están ya eliminados y a España le vale el empate para pasar a octavos.
  • Así están las clasificaciones por grupos | Todos los resultados del Mundial.

España

España cierra su participación en la primera fase del Mundial de Rusia 2018 ante la selección de Marruecos. Los africanos están ya eliminados de la Copa del Mundo y no se juegan nada. Por su parte, España, con cuatro puntos, sería matemáticamente equipo de octavos con un empate, aunque para asegurar la primera plaza del grupo debe ganar y ver qué ocurre en el Portugal-Irán.

El partido se disputa a las 20.00 horas y lo emite Telecinco. Además, lo puedes seguir en directo en 20minutos.es.

España no podrá entrenarse en el estadio de Kaliningrado

La Selección española ya viaja de Krasnodar, donde tiene su cuartel general, a Kaliningrado, donde este lunes disputará su partido frente a Marruecos, en el que un empate le basta para pasar a octavos de final.

Los jugadores de la Selección no podrán entrenarse en el escenario del encuentro porque la organización ha decidido preservar el césped, que se ha visto afectado por las lluvias de los últimos días. Eso sí, la comparecencia de Fernando Hierro y Sergio Busquets ante la Prensa sí será en el estadio de Kaliningrado. Una hora después, la Selección se ejercitará en el estadio Mirniy.

El nuevo reto de Cristiano

Cristian Ronaldo busca salir con la Copa del Mundo, pero lo que ya tiene asegurado es que regresará a Portugal con una colección de récords. Ante Irán puede batir uno más: ser el máximo goleador portugués de la historia de los Mundiales.

Su primer gol ante España le sirvió para alcanzar a Pelé, Seeler y Klose y convertirse en el cuarto en la historia en marcar en cuatro Mundiales; su gol ante Marruecos le sirvió para superar a Puskas en el ránking de máximos goleadores de selecciones y, con 85 tantos, situarse en segunda posición en solitario, sólo superado por los 109 goles del iraní Ali Daei. Pues bien, precisamente ante Irán, Cristiano confía en ampliar su cuenta para seguir acercándose a la histórica marca de Ali Daei, pero además para tratar de superar a Eusebio como máximo goleador de Portugal en los Mundiales.

Cristiano lleva en estos momentos siete goles entre las cuatro fases finales del Mundial que ha disputado (uno en 2006, otro en 2010, otro más en 2014 y cuatro en 2018). Eusebio logró nueve en el Mundial de 1966, el único que disputó. Cristiano necesitaría dos para alcanzarlo.

Cristiano llegó a Rusia como tercer máximo goleador de Portugal en los Mundiales, pero con él hat-trick ante España se aupó a la segunda posición, desbancando a Pauleta, que había logrado cuatro en los 9 partidos que disputó en los Mundiales de 2002 y 2006.

Más difícll parece que pueda alcanzar el récord goleador en un mismo Mundial que ostenta el francés Just Fontaine desde 1958. En aquel Mundial de Suecia, marcó 13 tantos, una cifra que ha sido inalcanzable para nadie desde entonces. En aquella edición el madridista Kopa y compañero de Fontaine en el ataque francés fue elegido mejor jugador.

Por otra parte, Portugal realizó la penúltima sesión en Saranks. El entrenamiento volvió a contar con la ausencia de Moutinho, que no saltó al césped por segundo día consecutivo por culpa de un proceso gripal y es duda para mañana.

Con el espíritu de 2002

Con los rescoldos aún de la euforia por el feliz estreno en el Mundial, Japón y Senegal afrontan el Rubicón del segundo partido con esperanzas inusitadas de seguir sorprendiendo (sigue el partido en directo en As.com). Ganar esta tarde en el Ekaterinburg Arena podría suponer el billete a octavos de final, a falta de la última jornada. Un hecho casi utópico hace algo más de un mes cuando Japón y Senegal dejaban dudas en sus amistosos de preparación y después de que buena parte de los analistas pronosticaran como favoritos a Colombia y Polonia, sus víctimas en el debut.

El primer puesto del grupo está en juego y Japón y Senegal apuestan por dar otra zancada en su hoja de ruta. Por eso han invocado al espíritu de 2002. Aquel año, Senegal participaba por primera vez en un Mundial (esta edición es la segunda) y llegó hasta cuartos de final con una selección muy elogiada. Japón, que ha recibido la visita de la princesa Takamado como apoyo real, se enroló también entre los 16 mejores en el Mundial compartido entre su país y Corea (era su segunda participación), un éxito que repetiría 10 años después en Sudáfrica, donde la Selección e Iniesta hicieron historia.

Lo de Akira Nishino, el seleccionador japonés, tiene mucho mérito. Ha reactivado una selección que cogió a dos meses del Mundial, tras la sorprendente destitución de Halilhodzic, y ante Colombia demostró haber organizado a unos jugadores con talento. Por eso, es posible que no cambie el equipo, aunque esté pendiente del veterano Honda, con problemas físicos (es el único futbolista nipón en marcar o asistir en tres mundiales). El getafense Shibasaki y el ya bético Inui gestionarán la creación de Japón.

Cissé, el seleccionador de Los Leones del Teranga, ha alabado a Japón, pero eso no le hace cambiar de idea y planea poner los mismos futbolistas que ganaron en el Otkrytie Arena: Mané, que no se entrenó el viernes, apunta a que volverá a liderar a Senegal.

Duelo de urgencias

Un partido por todo o nada. Polonia y Colombia, favoritos del Grupo H cayeron en la primera fecha y la única manera que tienen de pelear por la clasificación a octavos es sumando hoy en el Kazán Arena. Tanto Nawalka como Pékerman llegan cuestionados por las decisiones tácticas y los nombres en el debut. Una derrota significa despedirse de Rusia de manera anticipada (sigue el partido en directo en As.com).

Colombia contará con James y Falcao como titulares, pero debe reemplazar a un hombre clave como Sánchez y sumar experiencia en la alineación. “Hay que ganar como sea”, anticipó El Tigre. Aguilar y Barrios conformarían la primera línea de volantes, mientras que en ataque Muriel reemplazaría a Izquierdo. Será un partido de ida y vuelta con intensidad en el que los duelos en defensa y ataque serán decisivos. Pékerman apuesta por un equipo con poco espacio entre líneas.

Ante Senegal, Polonia mostró deficiencias defensivas y errores individuales ante la velocidad del rival. Glik volvería al once titular en línea de tres defensas. Los europeos esperan recuperar versatilidad con el juego por las bandas y la elaboración en los pies de Krychowiak. Polonia jugará para alimentar a su goleador Lewandowski, un especialista en aprovechar los espacios y las pelotas aéreas.

El último antecedente entre ambas selecciones se dio el 30 de mayo de 2006 en un amistoso que terminó con triunfo sudamericano 2-1. Pékerman no ha perdido contra rivales europeos desde su llegada en 2012 a la selección. La racha se alargó tras la victoria 3-2 contra Francia en marzo.