Brasil, al borde del lío

Brasil llegó a Rusia como gran favorita, pero su primera aparición en el Mundial fue decepcionante. No pasó del empate ante Suiza en un partido que volvió a poner a la verde-amarelha a los pies de los caballos de la crítica de su país. Hoy (14:00 horas en San Petersburgo, Cuatro) los de Tite tienen la opción de calmar las aguas y evitar un lío mayor (sigue el partido en directo en As.com).

No puede decirse que el seleccionador haya contribuido a evitar el lío. Sin ir más lejos, cuando ayer en la rueda de prensa le preguntaron por Neymar, se metió en un jardín. Dijo que “Neymar jugará, pero no está aún al cien por cien, le faltan cinco partidos para estar a punto”. Cinco partidos son exactamente los que faltan para la final del Mundial. Es decir, que según su seleccionador, Neymar llegará a su estado de forma ideal justo cuando vaya a tomarse las vacaciones. No sería la mejor manera de calmar los ánimos de una torzida inquieta por el juego que de su equipo.

Sólo habrá un cambio en Brasil. Será Danilo, por lesión. Tite insistirá con los de Suiza, incluyendo a los ‘Cuatro fantásticos’ en ataque. El único cambio será el de brazalete tal y como estaba previsto. Tite decretó que en cada partido Brasil tendría un capitán diferente, el primer día fue Marcelo y hoy ante Costa Rica, el brazalete regresará al brazo de Thiago Silva. El central del PSG fue el capitán de la selección de Scolari hace cuatro años y perdió el liderazgo tras su flaqueza de espíritu antes, durante y después de los partidos. La presión le superó por todos lados y ahora dispondrá de una segunda oportunidad.

Costa Rica, por su parte, tiene que puntuar ante los brasileños si no quiere ya certificar su eliminación en la primera fase del campeonato. Los ticos cayeron ante Serbia en el primer partido en el que Keylor Navas volvió a ser el mejor de los suyos. Todo el país se encomendará al guardameta madridista. Brasil, en cambio deberá de batirle si no quiere meterse en un lío.