Colau concede finalmente el permiso para montar una pantalla gigante para ver el partido entre Rusia y España

EFE

  • La Plataforma ‘Barcelona con la Selección’ ha acusado al Ayuntamiento de poner impedimentos.
  • El Consistorio alegó que el acuerdo alcanzado no contemplaba el partido de octavos de final.

El Mundial, en televisión

El Ayuntamiento de Barcelona ha concedido finalmente la licencia a la plataforma “Barcelona con la Selección” para que pueda montar una pantalla gigante en el Camp de l’Àliga para ver el partido que España disputará con Rusia el próximo domingo en los octavos de final del Mundial de Fútbol.

La plataforma había informado de que el gerente del distrito de Gràcia les había denegado la petición porque el pacto con el Consistorio sólo preveía poner pantallas para los partidos de cuartos de final, semifinal y final, además del primer encuentro de la fase de grupos que España jugó contra Portugal.

Según fuentes municipales, “Barcelona con la Selección”, que había pactado con la comisionada de Deportes del Ayuntamiento, Marta Carranza, poner la pantalla para el primer partido y los de cuartos de final, seminifinal y final, optó por solicitar otro permiso directamente al distrito, sin comunicarlo a la comisionada y a la mesa de trabajo constituida para negociar. El gerente, atendiendo al pacto, les emplazó a respetar lo acordado y les denegó la licencia para el próximo domingo.

Cuando la petición llegó este miércoles a la comisionada, esta comunicó a la plataforma que este jueves les haría llegar los requisitos necesarios para la nueva petición y, según el Ayuntamiento, ni el colectivo ni el grupo municipal del PP esperaron a tener la respuesta para denunciar la denegación.

Finalmente, el Consistorio ha concedido el permiso para que se pueda instalar la pantalla gigante, con un aforo limitado a 2.300 personas.

En el partido inicial, el aforo solicitado por la plataforma fue de entre 1.000 y 2.000 personas y se les concedió permiso para 1.500, aunque el éxito de la convocatoria elevó la cifra de asistentes a 4.000 e hizo que muchas se quedaran fuera del Camp de l’Àliga.

Por eso, en esta ocasión, el Consistorio ha ampliado el aforo y ha impuesto los requisitos habituales para todos los eventos con concentración elevada de personas: limitadores de sonido, instalación de lavabos, un plan de evacuación de emergencia y presencia de ambulancia, entre otros.

“Si para el primer partido logramos reunir a tanta gente, ¿cuánta lograríamos reunir en los siguientes?”, había asegurado la plataforma, que reprochó a la alcaldesa, Ada Colau, que el pasado mes de octubre sí permitiese a la entidad independentista Assemblea Nacional Catalana (ANC) instalar pantallas gigantes en el Arc de Triomf.