Duros de roer

ESPAÑA_SORTEO

España, Holanda, Chile, Australia. Un grupo con empaque. Un grupo con miga. Un grupo con el último campeón, el subcampeón, un equipo aguerrido y una cenicienta. En este tipo de sorteos es muy común etiquetar a un grupo como el de la muerte. Pues que se lo pongan al de España. Pero aquí llega la interpretación. Muchos dirán que la campeona ha tenido mala suerte de quedar emparejada con selecciones tan potentes, pero también habrá que pensar en los rivales. Porque quizás ellos están mucho más preocupados por verse las caras con esta España.

 

Quedan más de seis meses para que arranque la Copa del Mundo y hoy la campeona recibe más críticas que parabienes. Un escenario que le puede servir para alejarse del foco del favoritismo. Pero ahora lo que importa es valorar y calibrar el nivel de los contrarios.

Comenzaremos por la Holanda de Louis Van Gaal. Un extraordinario entrenador que ha cogido el relevo con buena mano. Se ha clasificado para el Mundial a un ritmo vertiginoso sumando 28 de los 30 puntos posibles con un recital de 34 goles (sólo la superó Alemania con 36). Ha remozado toda la línea defensiva y buena parte del medio del campo, donde sobreviven Rafael Van Der Vaart, Sneijder, mientras que arriba están los temidos Robben y Van Persie. Un coco, pero que se arruga ante las grandes selecciones.

Chile es una roca. Pasada la etapa de Bielsa, Jorge Sampaoli ha mantenido la idea de armar un bloque aguerrido, que practica una presión asfixiante a los contrarios. El equipo pelea como un ejército revolucionario a toque de corneta, casi siempre al límite de lo que permite el Reglamento. Sus jugadores son experimentados y con oficio, liderados por el centrocampista de la Juventus Vidal y por el delantero del Barcelona Alexis, sin olvidar a los Bravo, Medel, Iturra

En el caso de Australia se queda con el papel de cenicienta. Pero a buen seguro que dará guerra. Se ha convertido ya en un asiduo de la Copa del


gracias: laenergiadelaroja