Los grandes de LaLiga pierden fuerza en la selección española

Mucho ha llovido desde la última convocatoria de la selección española, nueve meses después de que lo hiciera el exseleccionador, Robert Moreno, el pasado mes de noviembre. Los tres meses de confinamiento, el final de LaLiga y casi toda la Champions League han alterado enormemente las intenciones del seleccionador de cara a los amistosos que disputará España la primera semana de septiembre.

Por ese motivo, Luis Enrique ha querido premiar a aquellos jugadores que terminaron en mejor forma la temporada dando lugar a una lista con muchas novedades, pero sobre todo mucha representación de distintos equipos en la selección. Así, equipos de un perfil más bajo como el Leganés o el Wolverhampton estarán presentes en ‘La Roja’.

Sin embargo, más allá de qué tan buen final de temporada hayan podido firmar jugadores como Ferran Torres, Eric García u Óscar Garcia, las intenciones del asturiano pasan por hacer una profunda renovación de la plantilla y de las dinámicas dentro de la selección. De hecho, 16 de los 24 convocados por el seleccionador tienen 25 años o menos.

Pese a que esta es una gran noticia para el fútbol base español, demostrando los grandes prospectos que tiene la cantera de ‘La Roja’, denota una carencia de calidad en la generación que se encuentra en los que, en teoría, deberían ser los mejores años de su carrera, entre los 27 y los 32 años.

En gran parte, también es una expresión de la globalización de los dos grandes de nuestro fútbol, Real Madrid y FC Barcelona, que en esta lista solo han aportado seis jugadores entre ambos, cuatro blancos y dos azulgranas. De hecho, jugadores como Jordi Alba, Isco, Saúl o Koke, asiduos de la selección, no han sido incluidos en la convocatoria de Luis Enrique “si la Eurocopa empezara mañana”. Es más, del Atlético no ha llamado a ni un solo futbolista pese al gran final de campaña de Marcos Llorente.

Una convocatoria y un cambio en la tendencia que se puede ver en las competiciones europeas, donde si bien equipos de un escalón por debajo de los tres grandes de LaLiga sí están firmando buenas actuaciones, como el Sevilla, ni Real Madrid, ni Barcelona, ni Atlético dominan como lo hacían hace unos años.

Y así se está demostrando en la selección, donde en lugar de tener hasta seis o siete futbolistas de estos equipos, completando con algunos que jugaban en equipos de Champions o Europa League, los 24 convocados se reparten en hasta 14 equipos, donde hasta equipos descendidos tienen representantes. Comienza una nueva era en el fútbol español.