Las velas de Casillas

casillas_vela_santo_blog

Para un portero lo más importante es dejar a cero su portería, ya que lleva implícito como mal menor el empate y se apunta al triunfo. Pese a su veteranía y madurez, Iker Casillas está pasando por un momento extraordinario. Resignado a su suerte de disputar las competiciones de la Copa del Rey (ya finalizada con éxito) y la Liga de Campeones es casi un milagro que no haya perdido un ápice de su compromiso y profesionalidad con el Real Madrid.

Ayer, ante el Bayern, estuvo sobrio y resolvió con acierto las dos papeletas complicadas que tuvo. Como decían en el sanedrín de la antigua Ciudad Deportiva de La Castelllana, “los porteros están para parar el balón”. Con toda la razón, pero el año de Casillas está siendo muy extraño. Una situación que no le ha afectado en su vertiente negativa. Al contrario, cada día que pasa se encuentra con más confianza.

Ha ganado la Copa del Rey recibiendo un sólo gol, en la final, si bien es cierto que los rivales no fueron de mucha entidad, salvo el Atlético de Madrid. La buena noticia es que Iker no recibió ningún gol ante el Bayern y que el Real Madrid tiene una jugosa renta para la vuelta. Pero hay más. Del Bosque estará más contento porque el portero de las estampitas ha recuperado el pulso, y bien, a un escaso mes del Mundial. A Casillas le gusta que sus allegados le pongan una vela a Virgen de turno para que le proteja del rival. Y vaya si está funcionando.


gracias: laenergiadelaroja